Domingo, 26 de Junio de 2022 Muy nuboso 10.0 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 10.0 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $129.15
Dólar Blue: $226
Deportes

Fútbol violento: un arquero amateur internado en La Plata y batalla campal en un torneo cordobés

Dos brutales peleas tuvieron lugar en sendos partidos de fútbol del fin de semana, uno de aficionados amateurs y otro de un torneo provincial cordobés.

Patada a un arquero

El arquero del club Curuzú Cuatiá, Juan Cruz Ullastre, debió ser internado con diversos traumatismos como consecuencia de los golpes que recibió durante los incidentes que protagonizaron los futbolistas durante un partido organizado por la Liga Amateur Platense, afiliada al Consejo Federal del Fútbol Argentino (AFA).

Tras los incidentes, Ullastre debió ser trasladado a un centro asistencial, donde los estudios permitieron establecer que sufrió un traumatismo encefalocraneano, y si bien presenta varios golpes, no corre peligro su vida, aunque deberá permanecer en observación hasta mañana, se informó en el parte médico.

Los incidentes ocurrieron ayer en el partido por los cuartos de final de Copa de Campeones en la Liga Amateur Platense. Acá, el video que publicó Pase a la Liga.

El equipo local Curuzú Cuatiá ganaba 1 a 0 el partido ante Criba cuando a los 12 minutos del complemento, tras una falta cometida por uno de sus volantes, quedó con un jugador y un penal en contra que le permitía a CRIBA igualar las acciones.

Sin embargo, una buena atajada del arquero le permitió a Curuzú continuar con la ventaja y derivó en un enfrentamiento a golpes de puño y patadas entre los jugadores de ambos equipos.

Como consecuencia de la pelea, varios jugadores sufrieron golpes y magullones. Ullastre fue quien se llevó la peor parte al recibir una patada en la cabeza cuando se encontraba en el piso.

Pese a los enfrentamientos, el partido se reanudó y Curuzú Cuatiá ganó por 1 a 0, por lo que jugará la semifinal del torneo, aunque no se descartan sanciones por los incidentes.

La pelea en Córdoba

Un partido correspondiente a la Zona 9, Sub zona A del Torneo Provincial que organiza la Federación Cordobesa de Fútbol, terminó en una batalla campal.

Todo sucedió en el partido que disputaron Comercio de Villa Dolores y Club Social Travesía, que terminó empatado 2 a 2.

El árbitro, Mario Rojo Casal, y sus asistentes, Santiago Gudiño y Danilo Nievas, fueron agredidos por jugadores.

El local logró igualar de manera agónica con un penal y eso desató la furia de los jugadores de Travesía contra la terna arbitral, ante los efectivos policiales.

Me pegaron una patada en la pantorrilla y una trompada en la clavícula. Al árbitro le pegaron una patada en el piso", contó el asistente Gudiño.

El asistente Gudiño relató cómo se desarrollaron los incidentes: “Fue un partidazo y fue una lástima que se arruinara de esta manera. Iba ganando 2 a 1 la visita y al final hubo un penal para el local. El jugador número ‘3′ tocó la pelota con la mano y no se quejó, porque sabía que era penal. Ahí comenzaron algunos disturbios entre jugadores. El penal fue a los 45 minutos. Cuando termina el partido, los jugadores visitantes vienen a reclamar por una expulsión y un penal en el primer tiempo para la visita, que no fue. Cuando ingresan los suplentes al campo se inician los disturbios. Me arrojaron una patada a la altura de la pantorrilla y me pegaron una trompada a la altura de la clavícula. Allí empiezan a venirse todos, eran 17 jugadores contra nosotros tres. Tratamos de frenarlos y cuando vamos retrocediendo, yo voy a abrir el túnel que estaba cerrado... En ese momento, al árbitro principal lo golpean, lo voltean, le pegan una patada en el piso. Pero logramos ingresar en el vestuario”, dijo. a Mundo D.

Más allá de algunos golpes en el rostro y en distintas partes del cuerpo, la terna arbitral no sufrió heridas de gravedad.

Mirá el video, gentileza del periodista Alberto Arce: