Miércoles, 30 de Noviembre de 2022 Muy nuboso 24.9 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 24.9 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $175
Dólar Blue: $314
Sociedad

Habló uno de los manifestantes de Lago Escondido: "Nos amenazaron con hundirnos en el lago y comernos a la parrilla"

Sergio Cuestas, abogado de F.I.P.C.A (Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua) e integrante de la columna de montaña, se adelantó a sus compañeros y regresó sólo del lugar donde fueron atacados para ampliar la denuncia contra la guardia privada del empresario Joe Lewis, dueño de varias hectáreas de la zona.

"Ayer a las 15:30, cuando llegamos a la cabecera oeste del lago Soberanía, un grupo de 50 personas nos impidieron llegar a la costa, nos amenazaron, pincharon uno de los kayak y tuvimos que retroceder. La policía nos dejó solos toda la noche, no conseguimos otro medio para volver y comunicar lo que estaba sucediendo, así que tuve que volver a pie", relató Cuestas en un video subido a Twitter por FIPCA.

Nos amenazaron con hundirnos en el lago, con comerse a la parrilla a los que integraban la columna, y con visitarnos a la noche para que no nos olvidáramos de que no había que volver". (Sergio Cuestas, abogado de F.I.P.C.A)

El testigo contó que salió temprano en la mañana para radicar la denuncia penal "y ampliamos el Habeas Corpus para que los demás integrantes de la columna puedan regresar del lugar donde se encentran aislados y en riesgo por las amenazas que recibieron". 

Además, denunció que al mando de la patota, de los cuales 20 iban a caballo, "estaba Nicolás van Ditmar, a quien pudimos identificar con claridad porque se bajó la mascara para burlarse de nosotros". "Es el dueño del establecimiento Arsoindo, que bloquea el acceso al Río Foyel, y es el administrador de Hidden Lake, la empresa de Joe Lewis. Muchos de esta patota son empleados de Hidden Lake, los pudimos reconocer", explicó el abogado.

Te puede interesar: Un grupo armado ligado a Joe Lewis impidió el paso de los manifestantes a Lago Escondido

Finalmente, Cuestas relató: "Nos bloquearon el acceso a la servidumbre pública que la propia empresa Hidden Lake constituyó para impedir que se habilite el camino de Tacuifi. Lo hicieron sobre territorio provincial, no sobre sus tierras. Además nos amenazaron con hundirnos en el lago, con comerse a la parrilla a los que integraban la columna, y con visitarnos a la noche para que no nos olvidáramos de que no había que volver".

Está pasando