Martes, 09 de Agosto de 2022 Muy nuboso 10.9 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 10.9 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $140.49
Dólar Blue: $291.33
Deportes

Insólito: ¿Julián Álvarez ya jugó en el Manchester City?

Julián Álvarez

Julián Álvarez es sin ningún tipo de dudas la promesa más grande del fútbol argentino. El nueve de River vestirá la camiseta de Manchester City, club inglés que pagó 17 millones de euro por su pase y le ofreció un contrato de cinco años y medio.

Como era de esperar, tanto en la Argentina como en Inglaterra, esta contratación millonaria no pasó desapercibida. En Twitter, tierra fértil del humor y las especulaciones, comenzó a circular una foto de alguien realmente muy parecida a la "Araña" -como apodan a Julián los hinchas de River- con la camiseta del equipo de Manchester.

"Este histórico jugador del Manchester City se llama Georgi Kinkladze. No, no es Photoshop de Julián Álvarez", escribió un tuitero y desató la locura los futboleros en internet, quienes comenzaron a compartir fotos de este jugador nacido en Georgia.

Pero, ¿quién es Georgi Kinkladze, el georgiano que estuvo cerca de llegar a Boca?

Georgi Kinkladze fue posiblemente el mejor jugador de la historia de Georgia. Despuntó a comienzos de los años 90 en el Football Club Dinamo Tiflis y con la selección georgiana. Algo que le valió para jugar en clubes como el Manchester City, Ajax, Derby County y el Rubin Kazán, al que se le sumó un breve periodo de prueba en Boca Juniors.

Antes de que comenzase la temporada 1994-95, la directiva del Dinamo intentó venderlo sin éxito a varios equipos de España, entre ellos el Atlético de Madrid y el Real Madrid. Sin embargo, si llamó la atención de Boca, donde le ofrecieron un periodo de prueba.

Tchami GeorgiKinkladze llegó al Xeneize junto a otro "exótico" jugador, el internacional camerunés Tchami, y ambos pudieron cumplir el sueño de conocer a su ídolo Diego Armando Maradona. El delantero africano si consiguió un sitio en el plantel, pero lamentablemente para el georgiano, su sueño duró solo dos entrenamientos debido a su tozudez.

El por aquel entonces director técnico, Silvio Marzolini, lo descartó inmediatamente al ver la insistencia del jugador por jugar por el centro, posición en la que ya contaba con Alberto "Beto" Márcico como enganche titular.