Viernes, 20 de Mayo de 2022 Cielo claro 9.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $123.77
Dólar Blue: $206
Policiales

El niño asesino de Zavaleta: el adolescente dealer y acusado de homicidio que supo aterrorizar a su propio barrio



G., un adolescente del Barrio Zavaleta, es un joven de 16 años, proveniente de Paraguay, con un historial pesado a sus espaldas. En su corta vida, el adolescente acumuló una denuncia por homicidio, otra por intento de asesinato y una por narcomenudeo. Todos los hechos sucedieron dentro de la Zavaleta, en apenas dos meses, hasta que G. quedó detenido por la Policía de la Ciudad. Sus víctimas, todas mayores que el joven, tenían a su vez un historial delictivo más largo que él.

La primera causa, por tentativa de homicidio, trata del ataque por parte de G. contra Eliseo R. Eliseo, de 27 años, también nació en Paraguay, fue dealer, negoció con secuestradores para salvar a un amigo suyo e incluso fue imputado en una causa por lavado de dinero. Su encuentro casi fatal con G. se produjo en la plaza Kevin, nombrada en honor a un niño asesinado por balas de narcotraficantes, donde el joven de 16 años lo encaró al grito de "nosotros hacemos lo que queremos acá", antes de espetarle que "vos no vas a poder caminar más por acá". Entonces, empezó a disparar.

Vos no vas a poder caminar más por acá. 

Elíseo terminó internado en el Hospital José María Penna, y la justicia actuó de oficio contra G., de quien, por el momento, solo se conocía el nombre de pila. Más tarde, gracias a la investigación de la Policía de la Ciudad, se conocieron su nombre completo y su DNI.

Una de las amenazas que G. posteó en su Facebook.

Luego, el adolescente irrumpió junto a otras cuatro personas en la casa de una mujer de 38 años, en prisión domiciliaria, con cinco hijos a su cargo. Los atacantes tiraron su puerta abajo, encañonaron a su hija de 6 años, y dispararon contra la mujer, aunque no lograron asesinarla. Poco tiempo después, G. disparó contra Josué Salomón Agüero Martínez, de 22 años. Lo asesinó. 

FInalmente, el 30 de noviembre pasado, la Policía de la Ciudad encontró a G. y lo detuvo. Un agente lo apresó con 50 paquetes de paco encima, vendiendo, sin saber que se trataba del adolescente asesino. Su idefinticación con el culpable de los crímenes anteriores fue posterior.