Miércoles, 17 de Agosto de 2022 Humo 12.0 °C humo
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Humo 12.0 °C humo
 
Dólar BNA: $142.41
Dólar Blue: $291
Política

"Lo de La Nación es canallesco": la hermana de una víctima del 2001 sobre el polémico editorial del diario

Karina Lamagna, hermana de Diego, uno de los asesinados durante la represión del 20 de diciembre de 2001, habló del "larguísimo camino de injusticia" que recorre su familia hace veinte años y manifestó su repudio al "miserable" editorial del diario La Nación donde se avaló el accionar del ex secretario de Seguridad Enrique Mathov y el comisario Rubén Santo en la represión.

"El editorial del diario La Nación nos hace tanto ruido porque operó tratando de apuntalar a la justicia cuando está demostrado en años y años de procesos judiciales quienes son los responsables", afirmó durante una entrevista por Radio Con Vos.

Tanto Mathov como Santo fueron hallados culpables y condenados en 2016, aunque Karina señaló como "el responsable mayor de todo esto" al expresidente Fernando de la Rua quien murió impune gracias a la "complicidad de su amigo" el juez federal Claudio Bonadio que lo sobreseyó dos días después de abrazarlos y decirles que "se hará justicia".

"Los editorialistas de La Nación dicen que hay que cortarles su padecimiento a quienes jamás reconocieron ni mostraron ningún tipo de arrepentimiento. Pobres, lloran no poder disfrutar el sol de Miami cuando nuestros muertos y heridos no disfrutan del sol desde hace veinte años y nuestras familias fueron muriendo en el proceso", subrayó Karina y agregó que es "de mínima canallesco" hablar del "padecimiento por no salir del país o por estar embargados".

"Estaría bueno que estas personas que se dedican a hablar pavadas y mentiras y sesgar la verdad se asesoren un poco antes de ofender", advirtió Karina.

La historia de Diego

DIego Lamagna

Karina recordó a su hermano Diego quien tenía 27 años el 20 de diciembre de 2001 y que en esa fecha había viajado a Sarandí  desde Carlos Paz para acompañar a su madre en las fiestas: "El 20 de diciembre vio con mi mama que las Madres de Plaza de Mayo eran reprimidas, pisadas por los caballos en la plaza".

"Mi hermano en ese momento decidió que tenia que estar ahí y se va. Nos enteramos que fue asesinado por la represión policial al otro día por la tapa Clarín", contó.

Su madre tuvo que ir hasta la morgue judicial para reconocer visualmente el cuerpo de su hijo. Allí una enfermera le confesó a Karina que las pertenencias de Diego las tenía la policía.

"Voy a la comisaria de La Boca donde me arrojaron sus pertenencias ensangrentadas, su documento orinado mientras se reían. Me tuvieron horas ahí. Yo con los años pensé que ellos se lo habían orinado por la manera brutal que nos trataron, pero después me enteró que en realidad fue porque él había agonizado", recordó.

En tanto, Karina pidió no concentrarse solo en la historia de Diego porque son relatos que se repiten en todas las familias de las 39 victimas fatales y miles de heridos en todo el país y ratificó su pedido de justicia.

"Se repiten los heridos, la gente que convive con el plomo en su cabeza, a quienes le vaciaron un ojo. Se repite gente que se ha quitado la vida después por no poder soportarlo. Ninguno de nosotros hemos tenido justicia, aunque 20 años en la historia no son absolutamente nada, para nosotros significó un camino larguísimo de injusticia", completó.

Escucha la entrevista completa