Domingo, 25 de Septiembre de 2022 Cielo claro 16.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 16.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $152
Dólar Blue: $287
Policiales

Caso Baéz Sosa: el falso acusado, Pablo Ventura, reclama a la justicia una indemnización por su infundada e injusta detención

A poca horas del asesinato de Fernando Báez Sosa y durante el allanamiento de la casa en donde paraban los rugbiers que comentieron el crimen, los autores del crimen acusaron a Pablo Ventura, un remero de Zárate – misma ciudad que ellos- que fue detenido preventivamente por la policía bonaerense y pasó 4 días preso.

Ahora, Pablo Ventura demandó al Ministerio Público Fiscal del Poder Judicial bonaerense por 10 millones de pesos como resarcimiento por los daños sufridos por su "infundada e injusta detención".

En un escrito presentado ante el Juzgado de 1º Instancia en lo Contencioso y Administrativo de Dolores, Ventura reclama al Poder Judicial de la Provincia y al Ministerio Público Fiscal  en concepto de indemnización del daño moral causado por la infundada e injusta detención y a más de la pérdida de la libertad y la alteración de la paz, de su honor mancillado y por la exposición pública resultante, con la consecuente violación de su privacidad e intimidad, según dice la semanda.

En la demanda, el abogado Marcelo Olmos dio detalles de la detención de Ventura y propuso una serie de testigos para que declaren en el marco del expediente.

Te puede interesar:  Se cumplen dos años del brutal asesinato de Fernando Báez Sosa ¿Cómo será recordado por sus padres?

Fernando Báez Sosa fue asesinado en la madrugada del 18 de enero de 2020 por la brutal golpiza que le dio un grupo de rugbiers. Durante la primera instancia de la investigación, el fiscal Walter Mércuri de la UFI de General Madariaga dispuso que se realizara el allanamiento a la casa de los agresores.

Durante el operativo los rugbiers aseguraron que el autor del asesinato había sido Pablo Ventura. Incluso, una vecina del chalet donde se hospedaban los agresores había afirmado que un auto, muy similar al del padre del remero, había dejado el lugar.

La idea de un prófugo, oriundo de Zárate como los acusados, hizo que la Justicia fuera a buscarlo hacia su domicilio y lo detuviera. Estuvo 4 días tras las rejas, casi un número similar de jornadas de ruedas de reconocimiento y diferentes pruebas que se presentaron a la fiscal de la causa, Verónica Zamboni, las que le permitieron la excarcelación.

Tras ser liberado y regresar a su ciudad , Ventura fue sobreseído de la investigación por el asesinato de Fernando Báez Sosa.