Miércoles, 22 de Mayo de 2024 Nubes 11.9 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 11.9 °C nubes
 
Dólar BNA: $929
Dólar Blue: $1232
Sociedad

Un ruso que vivía de la agricultura en Vaca Muerta empezó a creerse Jesús y desapareció junto a su hijo

Kilin Adrián Zaitsev es un hombre de 42 años con problemas psiquiátricos que vive en Neuquén hace al menos 6 años en una comunidad con su esposa, sus seis hijos y al menos 15 familiares. Hace tres días desaparecieron él y su hijo, aunque la policía no descarta que se trate de un secuestro.

La colonia de ciudadanos rusos se instaló tiempo atrás en un predio de unas 80 hectáreas ubicado en la Isla de Vanguardia, a orillas del río Neuquén, en la zona de Añelo, localidad conocida como la capital de Vaca Muerta. Se dedicaron a la actividad agrícola y pese a que conservaron ciertas costumbres de su lugar de origen, lograron adaptarse a la vida de la comarca neuquina.

Hoy, la familia Zaitsev se encuentra en medio de un torbellino tras la desaparición hace tres días de Kilin Adrian y Eric (8), el menor de sus hijos. El comisario Claudio Vinet, jefe de la dirección de Seguridad de Añelo, explicó que se descarta que hayan salido del país y estiman que pudieron recibir ayuda de una persona en medio de su travesía, aunque se les está dificultando la búsqueda debido a que la zona es de difícil acceso y las temperaturas elevadas de la zona (por encima de los 45º).

Un hombre ruso que se dedicaba a la agricultura en Vaca Muerta desapareció junto a su hijo y la policía cree que lo secuestró, ya que padece problemas psiquiátricos y hace un tiempo se cree Jesús.

Según explicó el comisario, Kilin no tiene vínculo con sus hijos desde mucho tiempo y justamente lo vieron merodeando la casa de su ex cuñada el sábado pasado. Eric fue visto por última vez el domingo con una persona, ambos a caballo, cruzando el río Neuquén en dirección a Rincón de los Sauces. Es por eso que se sospecha que el hombre secuestró al menor en la vivienda la tía, donde se estaba quedando mientras su madre se fue un tiempo a Bolivia.

"Los antecedentes son materia de investigación, así como su estado de salud. Se proclama Jesucristo y no sabemos qué clase de delirio pueda tener esta persona", dijo el comisario. En algún momento, la cabeza de Zaitsev comenzó a registrar otras realidades y los problemas familiares comenzaron. En 2020 fue detenido en Bolivia, donde se había asentado dos años antes, por violencia familiar.

Te puede interesar: Juicio al “hombre gato”: la jueza lo mandó a echar porque no paraba de maullar

"Detrás de las rejas se veía sus manos y pies perforados, levantó su túnica para mostrar una herida en el costado, y dijo que unos rusos lo crucificaron pero que sobrevivió", revelaron en el portal boliviano EJU.TV. Del penal boliviano quiso escapar. Cuando el personal de la cárcel tomó lista, notó la ausencia del ruso. Tras una inspección dentro del establecimiento, Zaitsev fue hallado escondido dentro de un tanque de agua.

Está pasando