Jueves, 26 de Mayo de 2022 Cielo claro 10.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 10.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $124.62
Dólar Blue: $207
Cultura & Espectáculos

Recordando a Martín Carrizo: su trunca llegada a los Redondos y la ley de atracción para tocar con Cerati

El mundo del rock argentino quedó convulsionado tras la noticia de la partida de Martín Carrizo, un músico y una persona muy querida y respetada por todos los que lo conocieron. Repasamos algunas anécdotas del baterista: su frustrada llegada a Patricio Rey y cómo logró seducir a Gustavo Cerati.

Cuando era solo un joven baterista de 15 años dando sus primeros pasos en la música, Carrizo vivió un momento muy frustrante, aunque con el diario del lunes, de alguna manera fue un presagio. O al menos, una gran motivación. Como siempre llegaba temprano, esperaba que el resto de los integrantes de su banda llegaran al estudio de grabación, y escuchaba desde afuera a otra banda que estaba ensayando en una sala contigua.

"Me llamaban mucho la atención. Estaban 3 o 4 horas tocando el mismo tema, y cada minuto sonaba mejor. Me gustaba mucho el guitarrista y el cantante", contó el propio músico. Un día, se le acercó el cantante de esa banda y le preguntó si quería probarse, ya que estaban esperando a un baterista que se había retrasado dos horas y ya no iban a perder más tiempo.

Ese baterista era Walter Sidotti, y la banda eran los Redonditos de Ricota" (Martín Carrizo)

"Yo ya sabía todo lo que pasaba ahí adentro, ya sabía todas las respuestas de ese examen porque estaba siempre afuera", contó Carrizo. Sin embargo, justo cuando estaba por entrar al estudio, llegó el baterista original pidiendo disculpas porque había tenido un percance. "Lo probaron y entró. Ese baterista era Walter Sidotti, y la banda eran los Redonditos de Ricota", cerró su anécdota quien unos 20 años después finalmente cumpliría el sueño de tocar junto al Indio Solari, en este caso con Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado.

En una charla en 2017, Carrizo contó otra gran anécdota: su llegada a la banda de Cerati. El músico contó que en durante la grabación de un show para MTV con A.N.I.M.A.L., poco antes de irse del grupo, el sintió que el líder de Soda Stereo iba a verlo. En una prueba de sonido, mientras él hacía bases de canciones de la mítica banda, se le acercó una persona que le reveló que era el manager de Cerati, lo que dejó atónito al baterista.

En ese entonces, Soda también se encontraba a poco tiempo de separarse, y preparaban sus últimos ensayos antes del legendario show donde el cantante pronunció el famoso "gracias totales". "¿Podré ir al ensayo?", preguntó de caradura Carrizo. Después de algunos días, recibió un llamado que le confirmó el visto bueno para presenciar la puesta a punto antes de la gira.

"Era muy fuerte para mi estar ahí adentro", comentó el músico, quien además aseguró sorprenderse gratamente cuando Cerati, Charly Alberti y Zeta Bossio se acercaron y lo saludaron por su nombre. "Iban a tocar para mí, era el único ahí al pedo", siguió Carrizo, quien -sin saber bien por qué- puso su cronómetro en cero justo cuando estaban por comenzar, aunque finalmente se reprimió y no lo hizo.

Para su sorpresa, cuando terminaron, Cerati preguntó: "¿Alguien tomo el tiempo del ensayo?". En ese momento Carrizo, aunque no lo había tomado, sintió que era una señal, que estaban conectados. Pero no sería la única señal, ya que luego del ensayo, el líder de Soda le dijo que le gustaba "cómo suena A.N.I.M.A.L.". Cuando Carrizo le preguntó dónde los había visto, el cantante respondió que los vio en MTV. El mismo programa que mencionó previamente el baterista.

Hoy por hoy estoy viviendo esta enfermedad, que no tengo dudas que le voy a ganar. Si pienso en pedirle a Dios algo, sería decirle gracias por todo lo que viví. No tendría sentido enojarme por esto" (Martín Carrizo, 2017)

Carrizo dejó A.N.I.M.A.L. y Soda Stereo se separó, ambos en 1997. Tuvieron que pasar dos años para que Cerati lo llamara. Si bien le habían dicho que ya había elegido un baterista, antes de partir a una gira con Walter Giardino, le avisaron que lo estaban por llamar de la producción del artista. Su madre lo llamó y le dijo que acababa de llamar a su casa. En ese momento salió corriendo para devolver la llamada. Cuando finalmente lo contactó, el ex Soda le dijo una frase que nunca se olvidaría: "Creo que ya es hora de que nos juntemos a tocar a ver como nos sentimos".

Te puede interesar: Quién era Martín Carrizo, el baterista del indio Solari y hermano de “Caramelito” que murió de ELA

De esta manera, Martín Carrizo consiguió su sueño y cerró la anécdota con una reflexión que hoy cobra más valor: "Hay que hacer las cosas con el corazón, con convicción y con amor. Hay que ser sincero a lo que uno siente. Me siento un elegido. Hoy por hoy estoy viviendo esta enfermedad, que no tengo dudas que le voy a ganar. Si pienso en pedirle a Dios algo, sería decirle gracias por todo lo que viví. No tendría sentido enojarme por esto".

Más leídas
Cultura & Espectáculos

El hospital informó que El Noba está en terapia intensiva, "mecánicamente ventilado" y que "su estado es critico y su pronóstico reservado".

Columnistas

El drama es cuando te das cuenta de que esa expresión puede explicar toda la experiencia de Alberto Fernández en la Casa Rosada.