Domingo, 03 de Marzo de 2024 Cielo claro 24.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 24.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $889
Dólar Blue: $1050
Política

Hace 85 años nacía Saúl Ubaldini, el cervecero que enloqueció a Videla y Alfonsín

El 29 de diciembre de 1936 nació Saúl Ubaldini, el hijo de un trabajador de un frigorífico que se volvería una figura ineludible de la política argentina durante varias décadas. Supo organizar, como líder de la CGT, el primer paro general contra la última dictadura militar, y realizó 13 paros de estas características durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

Comenzó su militancia sindical, siempre encolumnado en el peronismo, apenas ingresó al frigorífico Lisandro De la Torre, donde rápidamente se convirtió en delegado sindical. En 1964, durante el gobierno de Arturo Illia, Ubaldini fue preso por su actividad sindical. Luego, cuando salió de la cárcel, comenzó a trabajar en la Compañía Argentina de Levaduras, desde donde llegó al mundo del sindicalismo cervecero.

En 1972, a Ubaldini lo votaron para ser secretario de la Federación Obrera Cervecera Argentina y, en 1976, llegó a la Secretaría General de la Federación de Sindicatos Cerveceros. Ocupaba ese puesto cuando ocurrió el golpe del 24 de marzo de 1976. Ya tenía, para esa época, un perfil marcadamente combativo, de férrea defensa de los derechos de los trabajadores y confrontación con los dictámenes de los distintos gobiernos militares.

En ese momento la dictadura militar, liderada por el triunvirato de Jorge Rafael Videla, Emilio Massera y Orlando Ramón Agosti, intervino la CGT y los sindicatos. Terminaron en prisión, y desaparecidos, una parte importante de los dirigentes sindicales de la época, y Ubaldini salió al cruce. Primero, solo con palabras: el dirigente cervecero se animó a leer un mensaje público a sus compañeros presos. Además, se unió a la Comisión de los 25 gremios peronistas, que agrupaba a los dirigentes más combativos.

Luego, y en parte debido a la intervención de los sindicatos más grandes, y los asesinatos, detenciones y desapariciones de muchos de sus dirigentes, Ubaldini pasó a ser el secretario general de la CGT. En 1979, ya con Ubaldini al frente de la CGT, el ministro de Trabajo de Videla, Llamil Reston, anunció una reforma a la Ley de Asociaciones Profesionales que apuntaba a disminuir aún más los derechos de los trabajadores.

Ubaldini en su tradicional campera de cuero.

En respuesta, la Comisión de los 25 llamó a la primera jornada de protesta obrera de la dictadura. Anunciaron una Jornada de Protesta Nacional para el 27 de abril. Si bien todos los líderes terminaron presos después de una reunión con el propio ministro de Trabajo, el paro se realizó de todas formas. Fue la primera huelga contra la dictadura.

En 1980, la CGT se dividió, y Ubaldini se mantuvo al frente de la llamada CGT Brasil, la más combativa de las dos. En 1981, organizó una movilización de 10.000 trabajadores hacia la iglesia de San Cayetano, la primera manifestación masiva desde el comienzo de la dictadura. El 30 de marzo de 1982 se produjo otro paro, con movilización, y Ubaldini volvió a prisión. Dos días después, la dictadura anunciaría la conquista de las Islas Malvinas.

La movilización a San Cayetano.

Durante el gobierno de Raúl Alfonsín, la CGT de Saúl Ubaldini organizó 13 paros generales. Los reclamos fueron variados: desde la oposición a una reforma de la Ley de Asociaciones Profesionales hasta la lucha por mejores salarios o contra los programas económicos del gobierno. Finalmente, fue desplazado de su lugar en el sindicalismo por el menemismo a principios de los 90, y terminó ocupando diversos puestos políticos, desde diputado a asesor del Ministerio de Planificación Federal. Murió el 19 de diciembre del 2006 de cáncer de pulmón.