Miércoles, 25 de Mayo de 2022 Algo de nubes 9.2 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 9.2 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $124.45
Dólar Blue: $208
Política

Confirmaron la condena a exfuncionarios de De La Rúa por la represión del 2001



La justicia ratificó las condenas a prisión de Enrique Mathov, el exsecretario de Seguridad de Fernando De La Rúa, y Rubén Santos, quien era jefe de la Policía Federal durante el 2001. La Cámara Federal de Casación Penal los consideró responsables por la represión del 19 y 20 de diciembre del 2001, que generó cinco muertos. 

Los jueces Ángela Ledesma, Daniel Petrone, y Diego Barroetaveña confirmaron los 4 años y 3 meses de cárcel para el Mathov y 3 años y 6 meses para Santos, bajo el cargo de homicidio culposo de tres personas. Aún les quedan recursos de apelación, y el caso podría llegar a la Corte Suprema de Justicia, por lo que todavía no irán a prisión.

El militante de la UCR y el subcomisario fueron condenados por los asesinatos de Gastón Riva, Diego Lamagna, y Carlos Almirón, además de los más de 30 heridos. El tribunal también condenó a Norberto Gaudiero, el exdirector de Operaciones de la Policía Federal, a tres años en suspenso, y a Victor Manuel Belloni, a dos años y nueve meses por abuso de armas. Al mismo tiempo, la justicia encontró culpables de diversos crímenes a cinco policías, absolvió a seis, y sobreseyó a dos.

Mathov y Santos fueron condenados por primera vez en el 2016, por el Tribunal Oral Federal 6. La causa tardó 15 años en llegar a juicio, y la reciente confirmación de la condena llega a apenas días de que se cumplan 20 años del crimen en cuestión. Mathov quedó inhabilitado para ejercer cargos públicos por ocho años y medio, mientras Santos no podrá hacerlo por siete.

Más leídas
Columnistas

Del germen, con tres megalómanos encerrados en un cuarto, a la contradicción definitiva con el logo de los martillos. The Wall sigue siendo un símbolo, aunque no está muy claro de qué.

Columnistas

El drama es cuando te das cuenta de que esa expresión puede explicar toda la experiencia de Alberto Fernández en la Casa Rosada.