Miércoles, 22 de Mayo de 2024 Muy nuboso 12.1 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 12.1 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $930
Dólar Blue: $1275
Mundo

El CEO de una compañía hipotecaria despidió a 900 empleados a través de Zoom

Una empresa estadounidense especializada en préstamos para hipotecas despidió a más de 900 de sus empleados a través de una videollamada de Zoom.

El CEO de Better.com, Vishal Garg, anunció el despido de aproximadamente el 9% de la fuerza laboral de la compañía hipotecaria durante un seminario web de Zoom. De esa manera, intempestiva y abruptamente informó a los más de 900 empleados en la llamada que serían despedidos justo antes de las vacaciones.

"Si estás en esta llamada, eres parte del desafortunado grupo que está siendo despedido", dijo Garg en la videoconferencia. Y agregó: "Su empleo aquí se termina con efecto inmediato". Luego dijo que los empleados podían esperar un correo electrónico de Recursos Humanos con detalles los beneficios y la indemnización.

Además, el ejecutivo aseguró que "es la segunda vez en mi carrera que hago esto y no quiero hacerlo. La última vez lloré" y citó la productividad y los resultados entre otros motivos para las salidas. Llamativamente, Garg no mencionó la inversión de $750 millones de dólares que la empresa recibió la semana pasada.

El CEO de Better.com despidió a más de 900 de sus empleados (9% de la fuerza laboral) a través de una videollamada de Zoom a días de las vacaciones por Navidad.

El director de finanzas de la compañía, Kevin Ryan, lamentó que los despidos se produzcan de cara a las festividades navideñas. Sin embargo, lo justificó: "Un balance de fortaleza y una fuerza laboral reducida y enfocada juntos nos prepararon para jugar a la ofensiva y entrar en un mercado de propiedad de vivienda en evolución radical".

Garg había protagonizado un reportaje en la revista Forbes el año pasado donde se recogía un correo que había enviado a sus trabajadores en el que les decía, en mayúsculas, que eran “demasiado malditamente lentos”, los llamaba “delfines estúpidos” y aseguraba que le estaban “avergonzando”.

Después del despido, la revista Fortune confirmó que Garg era el autor de una publicación de blog anónima, que fue escrita anteriormente, en la que acusó al personal despedido de su empresa de “robarles” a sus colegas y clientes por ser improductivos y trabajar solo dos horas al día.

Está pasando