Miércoles, 22 de Mayo de 2024 Nubes 13.0 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.0 °C nubes
 
Dólar BNA: $929
Dólar Blue: $1230
Columnistas

Britney cumple en libertad: los documentales que levantaron su voz

Por Feminacida

Después de 13 años, Britney Spears celebra su cumpleaños hoy jueves 2 de diciembre festejando el
fin de la tutela legal que la limitó durante más de diez años. En los últimos meses, dos documentales visibilizaron su situación y agitaron la consigna #FreeBritney: “Framing Britney Spears” y “Britney vs. Spears”. Al conocer el fallo con el que consiguió su libertad, la cantante aseguró que ese movimiento salvó su vida.

Parada frente a la cámara de su celular, Britney Spears graba uno de los tantos videos que sube a Instagram diariamente, pero esta vez es especial: es el primero desde que la Justicia puso punto final a la tutela legal que su padre, Jamie Spears, tuvo durante 13 años sobre ella. Después de contar cómo se siente y qué hará ahora que es libre, se toma unos minutos para agradecer a sus fans. “El movimiento #FreeBritney... ustedes rockean. Sinceramente mi voz fue callada y amenazada durante mucho tiempo y no podía hablar ni decir nada. Gracias a ustedes, a que dieron a conocer qué estaba pasando, a estar en las noticias todo el tiempo; les dieron conciencia a todos. Salvaron mi vida en un 100 por ciento”.

¿Qué peso tuvo el movimiento #FreeBritney en el camino hacia su libertad? ¿En qué medida los dos documentales sobre la tutela legal que se estrenaron este año se vinculan con el desenlace de esta historia? ¿Por qué el feminismo tomó esta bandera?

No es casualidad que, tras tantos años de silencio y sin saber demasiado sobre la vida de la artista, la libertad de Britney Spears haya llegado en el mismo año en que se estrenaron dos documentales que reconstruyeron la pelea legal que tuvo con su padre: Framing Britney Spears y Britney vs. Spears. La aparición de esas producciones ayudó a la visibilización del caso y terminó de empujar la tarea que la “Britney army”, sus fans, había empezado tiempo atrás desde abajo.

¿Qué peso tuvo el movimiento #FreeBritney en el camino hacia su libertad? ¿Por qué el feminismo tomó esta bandera?

Cada uno reflejando la disputa desde una perspectiva distinta, pero ambos atravesados por el movimiento #FreeBritney, lograron poner en agenda el tema y se abrieron debates vinculados al feminismo como la existencia de una Justicia y un mundo patriarcal, que actuaron en favor del poder de los hombres también en este caso -en el que ella es una super estrella internacional-; la falta de perspectiva de los medios durante toda la carrera de Spears; la presión mediática que se ejerció sobre ella, dañando su salud mental y, finalmente, la importancia de construir redes y pelear colectivamente para hacer oír una causa.

Framing Britney Spears

Una semana antes de que se emitiera el fallo que dictaminó que Jamie Spears controlaría parte del patrimonio de su hija, pero no su totalidad, salió a la luz Framing Britney Spears, un documental realizado por The New York Times y disponible en la plataforma Hulu que, a principios del 2021, empezaba a poner sobre la mesa mediática la oscura historia de la tutela legal que recaía sobre la princesa del pop.

Con entrevistas a personas que fueron parte del círculo cercano de la cantante, esta producción audiovisual intenta reconstruir el camino de la artista hasta el presente. Así, parte desde 1992 y muestra cómo una niña de una familia humilde trabajó arduamente para construir su carrera artística. Diversos testimonios como los de Nancy Carson, representante de niñxs artistas; Hayley Hill y Felicia Culotta, ex estilista y ex asistente de Britney; y Kim Kaiman, su ex manager, narran implícita o explícitamente la preocupación de Jamie Spears para que su hija consiguiera dinero y lo volviera rico, y pintan el perfil del hombre que, años después, logró administrar su fortuna obligándola a trabajar mientras la dejaba encerrada, supuestamente, por su salud mental.

Framing Britney Spears cuenta la preocupación de Jamie Spears para que su hija consiguiera dinero y lo volviera rico y pinta el perfil del hombre que logró administrar su fortuna obligándola a trabajar mientras la dejaba encerrada.

Recuperando los momentos más importantes de la vida de la cantante desde su infancia, el documental cuestiona la misoginia que tuvo que enfrentar Britney en la industria musical y en los medios de comunicación. Mediante una cronología realizada con material de archivo y entrevistas, muestran cómo Spears llegó a la cima, cómo esto afectó su salud mental y por qué su padre consiguió la tutela.

A través de la voz de lxs fans autoconvocadxs que pidieron su libertad y acompañaron las audiencias judiciales con movilizaciones, Framing Britney Spears expone por qué esta disputa también se volvió una lucha de los feminismos. Los cuestionamientos en torno a que esto no le hubiera pasado a un hombre en América, la falta de escucha sobre la voz de Britney, y cómo tuvo que construir su identidad atravesada por el control son algunas de las problemáticas con las que lxs fanáticxs se sintieron interpeladxs y por las que buscaron generar un cambio.

El documental finaliza con lo que, en ese entonces, había sido el último fallo judicial que extendía por cuarta vez la tutela del padre. Si bien no había sido un final feliz, la puesta en agenda abrió el camino para que la cantante agradeciera por primera vez públicamente por el movimiento #FreeBritney. El resto de la pelea legal, que concluyó el pasado 29 de septiembre, estuvo atravesada por una segunda producción que llegó a Netflix: Britney vs. Spears.

Britney vs. Spears

“Solo quiero recuperar mi vida”, se escucha decir a Britney en off en el documental realizado por la cineasta Erin Lee Carr y la periodista y editora de la revista Rolling Stones, Jenny Eliscu. Ambas vinculadas durante su carrera con la cantante y/o con el movimiento #FreeBritney, conocen en profundidad su historia y se sientan frente a cámara a reconstruir la disputa legal con material de archivo.

Britney vs. Spears se focaliza en “la caída” personal y laboral de la cantante, provocada por la tutela legal, y muestra la profunda tristeza que vivió los últimos 13 años.

Si Framing Britney Spears retomó su carrera artística desde la infancia, Britney vs. Spears, un documental de una hora y media, se focaliza en “la caída” personal y laboral de la cantante, provocada por la tutela legal, y muestra la profunda tristeza que vivió los últimos 13 años.

Lo novedoso de esta producción, que fue estrenada un día antes de que la artista recuperara su libertad, es que tiene documentos y testimonios nunca antes vistos, imágenes y relatos exclusivos y hasta informes y pruebas confidenciales de la Justicia. Con un formato casi didáctico, Lee Carr y Eliscu explican y desarman el proceso judicial, dejando en evidencia todas las falencias que tuvo el sistema por su funcionamiento patriarcal.

Esta película se produjo durante dos años y, entre otras cosas, cuestiona por qué esta injusticia pudo prolongarse por tanto tiempo. “¿Cómo salís de algo así?”, se pregunta una de las presentadoras y la otra le contesta, ponderando la importancia del movimiento #FreeBritney y la lucha colectiva: “No salís hasta que gritás”. ¿Por qué Britney no puede decidir sobre su propia vida? ¿Qué rol tiene el patriarcado en el sistema judicial? ¿Cómo un hombre logró tener el control de una mujer con el aval de las vías legales? ¿Por qué este caso despertó la conciencia y la movilización en el público?, son algunas de las preguntas que atraviesan el documental y que las realizadoras se proponen pensar.

Apenas un día después de su estreno, el 29 de septiembre, terminó el litigio y Britney quedó libre de su padre. Quince días después, subió un video a Instagram hablando por primera vez de la situación.

“La primera pregunta que siempre me hacen es sobre qué voy a hacer ahora. Muy buena pregunta. Vamos a ver: llevo bajo tutela 13 años. Es mucho tiempo para estar en una situación en la que no querés estar, así que solo estoy agradecida sinceramente por cada día y poder tener las llaves de mi auto, poder empezar a ser independiente, a sentirme como una mujer. Tener una tarjeta de crédito, ver dinero en efectivo por primera vez. Poder comprar velas. Pequeñas cosas para las mujeres pero que marcan la diferencia, y estoy
agradecida por eso: es realmente lindo”, reflexionó la cantante.

El documental se estrenó un día antes de que Britney recuperara su libertad.

Esa primera aparición pública es una muestra de lo que el movimiento y estos dos documentales, que generaron presión mediática y visibilización, fueron para ella: una puerta para que pudiera empezar a contar su calvario personal y conquistar su libertad.

Está pasando