Miércoles, 08 de Febrero de 2023 Cielo claro 27.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 27.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $197
Dólar Blue: $377
Cultura & Espectáculos

Roberto Moldavsky debuta en cine con un protagónico en Ex-Casados, una comedia de Sabrina Farji

Por Agostina Vicente Sánchez

Este jueves 2 de diciembre se estrena “Ex-Casados”, la película dirigida por Sabrina Farji, protagonizda por Jorgelina AruzziRoberto Moldavski. La comedia que marca el debut actoral del humorista en la pantalla grande

“Es terrible verse en una pantalla tan grande, a mí me da vergüenza verme en fotos familiares, imaginate en una pantalla enorme y aparte actuando”, comentó Roberto Moldavski a Diario con Vos. “Fue hermoso hacerlo y fue un sueño, la pasé increíble, es fuerte verse, la película me gustó, la paso bien viéndola, fue algo muy lindo en general pero fuerte, no estaba preparado”.

Pese a esto, el humorista recalcó: “Me encantaría volver a hacer cine, ojalá que después de esto alguien me llame”

“Sabrina Farji, la directora, me llamó, me dijo que tenía un libreto que era para mí, yo intenté convencerla de que no, ella insistió y acá estoy”, recordó Moldavski sobre su llegada al cine. “Me gustó el guion y la idea. Yo quería hacer un papel más chico, y ella me dijo que no, me fue a ver al teatro y dijo “ahora estoy convencida de que sos vos”, así que la culpa es de ella”.

La persona detrás del personaje

En la ficción, Moldavsky interpreta a Roberto, un hombre con actitudes machistas que entra en conflicto con Sonia (Aruzzi), su pareja, quien le pide el divorcio tras incesantes discusiones.

“Mi personaje es un tipo más alto perfil que yo, el Roberto de la película es un tipo más creído con un par de cuestiones que tiene que resolver, pero me parece que es un buen tipo al final del camino, sensible, enamorado”, opinó Moldavsky sobre su personaje. “Le pasan cosas pero tiene la cabeza posible para poder entender que hay cosas de las que estaba haciendo que no están bien, me gustaría ser parecido a él en ese sentido, en lo demás no es mi estilo, no me gusta tanto”, señaló.

Crecí en una sociedad machista pura y estoy aprendiendo

Y reflexionó: “No lo veo un mal tipo ni con malas intenciones, es un tipo más de mi generación, que fuimos educados con sistemas distintos, con un modelo cultural distinto y estamos tratando de aprender lo que viene”.

Sabrina Farji junto a parte del elenco de Ex-Casados. Foto: José Luis García.

En deconstrucción

“Roberto (su personaje) se está deconstruyendo y yo también, uso la frase que me dijo Jorgelina que es que “el feminismo se aprende” y yo estoy aprendiendo, en la película el tipo está empezando a aprender”, reconoció Moldavsky en un paralelismo con su personaje. ”Me parece bueno que en la película no es una bajada de línea que el tipo pase de ser un machista a ser un líder feminista, el tipo está haciendo un esfuerzo y está aprendiendo como yo en la vida real”, remarcó.

“Crecí en una sociedad machista pura y estoy aprendiendo, tengo una hija de 26 años que me ayuda muchísimo y un hijo de 29 que también me ayuda, él es diferente que yo por suerte”, destacó.

“Estoy empezando a entender algunas cosas que no son tan difíciles de entender y a tratar de comportarme y a pensar el mundo de otra manera, yo nunca fui un tipo violento, maltratador, no es que tengo que venir de un lugar oscuro, siempre tuve respeto por las personas en general, pero ahora hay una problemática puntual que es más fuerte y hay que estar atento”, enfatizó el humorista.

Es terrible estar pensando que a tu hija le puede pasar algo solamente porque es mujer"

 

El rol de su hija

Sobre el papel que juega su hija en su proceso de deconstrucción, Moldavsky fue contundente: “Galia es todo. “Una vez mi hijo me dijo “naturalizamos el hecho de llamarla a Galia para ver si llegó bien, si está bien, si se tomó el colectivo y no tanto con él, ni él ni yo y es terrible estar pensando que a tu hija le puede pasar algo solamente porque es mujer” -recordó Moldavsky- La otra vez Galia me decía en chiste “hoy corrí por mi vida tres cuadras” por miedo y todo eso te da qué pensar porque cuando uno escucha de un femicidio se tiende a preguntar “este tipo no tuvo madre, no tuvo hermanas, no tiene nada de contacto con el mundo femenino que lo lleve a hacer esto?”.

No voy a fingir un personaje pero sí a admitir que estoy de acuerdo y apoyo lo que está pasando

Roberto Moldavsky junto a sus hijos. Foto: José Luis García.

Teniendo una hija, y en particular una hija como Galia me es más fácil y más rápido sumarme a la movida y entenderla más que nada, y darme cuenta de cosas que estaban al lado mío y yo no las veía", explicó Moldavsky.

“Cuando hago el show, cada vez que hago un show nuevo, lo viene a ver Galia y revisamos juntos el material, no porque yo quiera quedar bien con las mujeres o algo, me interesa poder manejar lenguaje que esté piola acompañando lo que está pasando”, comentó Moldavsky.

“Yo por otro lado soy el que soy, soy un tipo de 59 años que creció de una determinada manera y si yo en el stand up hablo de mi matrimonio es porque yo lo viví de esa manera, si yo digo que mi matrimonio era una rutina es lo que era, no voy a fingir un personaje pero sí a admitir que estoy de acuerdo y apoyo lo que está pasando

Sobre el poliamor

Consultado por los temas abordados en la película, Moldavsky se refirió primero a la reconstrucción de los vínculos y, posteriormente, al poliamor.

Me encantaría que el poliamor no me importe, a los que lo practican los envidio, como a los que van al gimnasio

“Es posible reconstruir un vínculo pero no es fácil,  porque el vínculo fracasa por algún motivo y hay que cambiar algunas cosas para que no vuelva a fracasar o aceptar cosas del otro para que no vuelva a fracasar y eso es difícil" , sostuvo y señaló: "a veces se puede y a veces algunos vínculos se rompen y se rearman mucho mejor y desde otro lugar, porque pasa tiempo, pasan cosas, parejas que han vuelto y ya no conviven, aprendieron que la independencia es mejor para las parejas”.

En cuanto al poliamor, Moldavsky reflexionó: “Me encantaría que el poliamor no me importe". "Yo con la teoría estoy de acuerdo, creo que la monogamia que yo profeso, porque estoy en relaciones monogamicas, no tiene sentido, porque es una locura que yo tenga que estar con una persona toda la vida, que no te gusten otras personas, todo eso es una locura”, expresó el humorista, que contrastó: “No me da la formación que tengo para llegar al poliamor, pero a los que lo practican los envidio, es como los que van a ir al gimnasio, yo no voy a ir al gimnasio pero me encantaría que me guste ir, lo mismo con los que hacen dieta”.

Filmar en La Rioja

Consultado sobre la locación elegida para filmar la mitad de la película, Moldavsky reconoció: “estoy fascinado con La Rioja, voy a decir una frase de viejo y hecha, Argentina es un país hermoso pero te juro que es así”.

“No estuvimos en La Rioja Capital, fuimos a unos pueblitos, unos lugares soñados, está acá, no tenés que ir a ningún lado, es un lugar soñado con montañas enfrente”, recalcó Moldavsky, y reflexionó: “yo decía '¿por qué no vine acá?, ¿por qué nadie me dijo?', porque te dicen 'andá a Miami a comprar al 50%', ¿por qué no me decís que venga acá?”.

Para cerrar, Moldavsky invitó a los argentinos a ver la película que protagoniza: “Hay una frase que repito mucho, yo en la vida trato de sumarme buenos momentos, ver esta película es sumarte un buen momento en tu vida, la vas a pasar muy bien”.

Está pasando