Domingo, 26 de Junio de 2022 Muy nuboso 8.3 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 8.3 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $129.15
Dólar Blue: $226
Sociedad

Habló la madre de Abigail Páez, acusada de asesinar a Lucio: "se les fue la mano a las dos”

La madre de Abigail Pérez, Érica Frydlender, apuntó contra la pareja de su hija -y mamá de Lucio- Magdalena Espósito por haber hecho un "trabajo fino" con su hija: "ella no mataba ni a una mosca". A su vez, dijo que “cuando uno se enamora hace locuras por amor y acá se les fue la mano a las dos”.

Mientras la familia paterna del nene reclama justicia, las dos jóvenes acusadas de matar a golpes a Lucio Duppuy están detenidas en el complejo penitenciario I de la capital de San Luis, a donde fueron trasladadas desde Santa Rosa.

Magdalena Espósito Valenti está acusada del delito de homicidio calificado por el vínculo- que prevé una pena perpetua-, en tanto que Abigail Páez está imputada por homicidio simple - de 8 a 25 años. Pero el informe final de la autopsia reveló que el nene fue víctima de abusos sexuales "recientes y de vieja data", lo que podría agravar la calificación.

"Abigail me dijo que Magdalena no lo quería al nene y yo se lo pedí", dijo Érica Frydlender (45), en referencia a la relación de su hija con la madre biológica de Lucio. “Hace un mes discutí con mi hija y le pedí la tenencia de Lucio para que no estuviera cerca de su madre. Ella me dijo que Magdalena no lo quería al nene”, advirtió la mujer en declaraciones a Radio Capital.

"Magdalena -la madre de Lucio- hizo un trabajo fino con Abigail, porque ella no mataba una mosca", aseguró  Frydlender.

La mujer recordó que en varias ocasiones fue testigo de los maltratos hacia Lucio. “Acá yo le pedí que no le levantara la mano... Y ahí arrancaron los problemas. Últimamente no nos dejaban ver al nene”, expresó. "Magdalena -la madre de Lucio- hizo un trabajo fino con Abigail, porque ella no mataba una mosca ”, dijo Frydlender señalando directamente a Espósito.

Te puede interesar: Caso Lucio: una vecina había denunciado que al nene lo golpeaban pero la policía no intervino

Horas más tarde,  la mujer volvió a hablar en radio Rivadavia y redirigió sus dichos al reconocer que "Abigail algo de culpa tiene y las tiene que pagar”. "Yo estaba tratando de salvar a Abi de una relación tóxica. Ellas peleaban, Abi siempre estaba mal y triste y yo quería ayudarla”, dijo acerca del vínculo que tenían las dos mujeres y agregó: “Cuando uno se enamora hace locuras por amor y acá se les fue la mano a las dos”.

Luego del crimen se conocieron posteos en las redes que hacía Abigail Páez refiriéndose al padre de Lucio

Érica aseguró que no sabe quién de las dos mató a Lucio pero relató que fue su hija quién lo encontró inconsciente en la casa cuando volvió de llevar a trabajar a Magdalena. “Cuando lo trató de reanimar, el nene empezó a convulsionar y lo llevó al hospital. Ella me llamó y pidió a los gritos que fuera al hospital porque tenía que ir a buscar a la madre de Lucio al trabajo. Yo llegué al hospital pero no me dejaron entrar. Atrás mío llegó la policía y se llevó a Abi”, detalló.

Para finalizar, Frydlender intentó justificar, de algún modo, el comportamiento de su hija: “Siento que Abi, por amor, se callaba porque ella también era otra persona. Siempre estaba mal, enojada, con problemas. Por ser lesbiana siempre le fue más difícil la vida. Pero Abi no era violenta”, la defendió y volvió a apuntar contra Magdalena: "la madre se fue a trabajar y lo dejó a Lucio convaleciente. Quedó Abi como la que hizo todo eso. Abi lo quería a Lucio. Lo cuidaba, le enseñé a atarse los cordones y a bañarse solo".

Por ser lesbiana siempre le fue más difícil la vida. Pero Abi no era violenta”, dijo la madre de Páez.

Las declaraciones de la abuela paterna del nene, Silvia Gómez, fueron contundentes al respecto de cómo la pareja ejercía violencia sobre el nene: “una vez fuimos al hospital. Y Lucio decía que ‘Abi pegó acá y acá’. Se señalaba la mano y la cola. Le dije a ella (a Magdalena) que le dijera a Abigail que 'no le pusiera la mano encima a mi nieto’. Se lo dije bien, tranqui. Nos hizo la cruz”, contó.

Más tweets de Abigail Páez

El informe preliminar de la autopsia reveló que Lucio fue víctima de abuso sexual: tenía lesiones antiguas y recientes.

Lucio Dupuy
Lucio Dupuy, de 5 años, ya había estado en hospitales cinco veces antes de morir este viernes asesinado por la madre y su pareja.

El informe final de la autopsia de Lucio Dupuy, reveló que el nene fue víctima de abusos sexuales "recientes y de vieja data". El estudio forense también detalló que la muerte se produjo entre las 20.30 y las 21.30 del viernes y que fue producto de "politraumatismos" y una "hemorragia interna".

Por otra parte, confirmó datos que habían trascendido en el informe preliminar: el cuerpo tenía mordeduras y quemaduras.

Según la historia clínica de Lucio Dupuy, el chico fue atendido por traumatismos varias veces entre diciembre de 2020 y marzo de 2021, pero no existió un seguimiento integral de esos antecedentes.

  • 15 de diciembre de 2020: entró a la guardia del hospital por “traumatismos de miembro superior” y una “fractura expuesta en dedo de la mano”. Tres días después, un informe del hospital Lucio Molas de Santa Rosa complementa ese diagnóstico: le encontraron una “fractura a nivel de la muñeca y de la mano” y “fracturas en otros huesos del carpo”.
  • 22 de enero de 2021: volvió a ser asistido, esta vez en una salita del barrio Río Atuel cerca de donde vivía. Allí se constataron "traumatismos de miembro superior”, además de traumatismo superficiales por "trauma".
  • 1° de febrero de 2021: regresó al hospital Evita por un “traumatismo/herida de región no especificada del cuerpo”, un diagnóstico poco preciso pero asentado también bajo el protocolo T14-1 que implica “traumatismo/herida de región no especificada del cuerpo”. Esto puede hacer referencia a cortes, heridas, heridas por punción, laceraciones o mordeduras de animales, entre otras según la Clasificación Internacional de Enfermedades.
  • 23 de marzo: también ingresó al Evita por traumatismo. Se le diagnosticó “mallet finger”, una deformidad en el dedo que se genera por una fractura ósea de la falange distal. Es decir, las fracturas que presentó Lucio en diciembre nunca fueron tratadas ni tenidas en cuenta . Ese día también se le realizaron varios estudios, entre ellos una radiografía de codo, antebrazo, muñeca, mano y dedos, entre otras zonas del cuerpo.