Miércoles, 10 de Agosto de 2022 Cielo claro 11.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 11.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $140.77
Dólar Blue: $295
Ambiente

Jorge Themtham, sobre la primera carnicería agroecológica: "Vamos a vender la carne a un precio justo, sin abusos”

Jorge Themtham, productor ganadero agroecológico de la localidad bonaerense de 30 de Agosto, cercana a Trenque Lauquen, dialogó con Gisela Busaniche a propósito de la inauguración de la primera "carnicería agroecológica" en Avellaneda, que tendrá a disposición del público la venta de cortes de carne vacuna de calidad a precios populares.

Vamos a vender la carne ganando lo que creemos que es justo, sin abusos”, señaló Themtham. En ese sentido, agregó que “la carne va a costar un 30% más barato” que en el mercado tradicional.

Asimismo,  el productor destacó que la carnicería que se inauguró este sábado “es como cualquier otra, pero con una carne distinta”. “Tiene otro gusto, otra coloración, otro granulado y es mucha más sabrosa”, señaló Themtham.

Y agregó: “La principal característica y lo que la diferencia de la carne de feedlot, es que es una carne totalmente a pasto. El animal que se faena es criado en praderas y no recibe ningún tratamiento de anabólicos, ni antibióticos, ni padece el encierro. Es una hacienda que anda libre, a campo, que tiene un buen pasar, y eso lo hace un animal totalmente distinto y sano. La única vacuna que tiene esta hacienda es la obligatoria por el senasa”.

El productor destacó los beneficios de este tipo de producción e hizo hincapié en las diferencias con la hacienda más “tradicional” o industrial. “La carne de feedlot tiene mucho gusto a cerdo por el tipo de alimentación y por el encierro. Un animal en confinamiento bostea, orina y come todo en el mismo lugar y ahí se hace un caldo de cultivo y el animal va tomando ese gusto”, aseguró.

Además, precisó que “bajo ese tipo de crianza, al vacuno, que es un animal rumiante, se lo pasa a mono gástrico, como un cerdo, y es alimentado por granos que en su mayoría vienen de las cosechas con herbicidas, insecticidas, fertilizantes y semillas transgénicas”.

Y enfatizó que “la hacienda agroecológica no conoce todo eso. Aparte de no tener ningún tratamiento está comiendo un pasto que tampoco tiene ningún tratamiento. Los agroecológicos lo primero que nos fijamos es que suelo esté sano para que haya un pasto sano y por consiguiente una carne sana”.

Un proyecto en común

La iniciativa de la primera carnicería agroecológica reúne a productores de ganado de la Red Nacional de Municipios y Comunidades que Fomentan la Agroecología (Renama), al histórico frigorífico Subpga recuperado en 2012 por sus trabajadores (en Berazategui), la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra (UTT), el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI-Somos Tierra) y la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe).

Venimos haciendo agroecología desde el año 2015, pero esta es la primera vez que vamos a vender al público”, sostuvo Themtham, que forma parte de Renama, y contó cómo se dio este vínculo con las otras organizaciones, para poner en marcha este proyecto. “Hace unos seis meses empezamos a tener reuniones por zoom, fuimos conociéndonos, planteando el negocio, pensando juntos fuimos avanzando, hasta que llegó el día”.

Asimismo, señaló que “la cadena cárnica es un negocio medio complejo, pero acá es muy sencillo, somos una cadena corta: yo puse los animales, el frigorífico Subpga, que es una cooperativa recuperada, prestó el servicio para hacer la faena y la UTT armó la carnicería”.

Compromiso con el medio ambiente

Finalmente, Themtham reconoció que le da “muchísima satisfacción” ser parte del proyecto y ser productor ganadero agroecológico, por el compromiso con la naturaleza que eso conlleva. “Tengo 64 años, toda mi vida fui productor agropecuario. Trabajo y vivo en la chacra donde nací. Es un negocio que viene de generación en generación. Siempre hemos sido ganaderos y tamberos, y a los 64 años encontrar esto que venía buscando hace mucho tiempo, porque me daba cuenta que no podíamos seguir produciendo de la otra manera. Primero, por la cantidad de tóxicos que tirábamos al suelo, segundo que ya no estábamos dejando ni fauna ni flora en el campo, y tercero porque económicamente no nos servía”.

"En esta búsqueda de encontrar una alternativa, apareció agroecología y a mí me devolvió la vida y a la salud. Me siento tan bien y mucho más joven que hace unos años atrás”, concluyó.

Escuchá la entrevista completa, acá:[sonaar_audioplayer albums="70765" artwork_id="" display_control_artwork="false" hide_artwork="false" show_playlist="false" show_track_market="false" show_album_market="false" hide_timeline="false"][/sonaar_audioplayer]