Domingo, 25 de Febrero de 2024 Muy nuboso 23.7 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 23.7 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $884
Dólar Blue: $1085
Cultura & Espectáculos

Peto Menahem sobre su vínculo con la actuación: "Ser uno mismo es una condena"

El actor Peto Menahem pasó por Mejor País Del Mundo y habló sobre Los Bonobos, la comedia que protagoniza en el Teatro Lola Membrives junto a Lizy Tagliani, Osqui Guzmán y Martín Campilongo.

El comediante comenzó la charla con una explicación doble sobre lo que plantea la obra Los Bonobos: "Te podría decir que la obra se trata de tres amigos -uno sordo, uno ciego y uno mudo- que traman una triquiñuela para tener citas con mujeres y que no se den cuenta de su condición. Y por supuesto, como en toda comedia, todo sale como el orto, y ellos que se creían los mas banana, terminan siendo los mas estúpidos".

"Pero también te podría decir que se trata de tres cuarentones cobardes que nunca se animaron a amar y se escondieron detrás de sus discapacidades y no tuvieron la valentía suficiente para salir y amar. Ya por hartazgo salen, no se puede vivir sin amor, entonces salen a ver que pasa y chocan, pero termina bien", afirmó.

 ¿Para qué voy a intentar ser yo si ya soy yo? ¿Para que pensar en mi? Mi subjetividad es un ingrediente y el director es el cocinero". 

Luego explicó el por qué del nombre de la obra: "Son tipo de mono muy particular que dirimen todos los conflictos cogiendo. El sexo es una manera de relacionarse sin importar edad, género, parentesco, nada. Si van a comer, antes se masturban para comer tranquilos, sin tensión". Y agregó otra distinción de estos animales: "En general, en cualquier especie si venís y me querés sacar algo mío hay quilombo. Con los bonobos no, comparten. No tienen problemas".

En cuanto al tópico que atraviesa la obra, la amistad, Peto contó que fue algo en lo que trabajaron mucho, aunque "no es difícil porque nos queremos mucho". "Con Campi y Osqui siempre nos tuvimos mucho aprecio y siempre que nos cruzábamos decíamos que había que hacer algo juntos, y finalmente nos encontramos en esta, y es una delicia", aseguró el actor.

Luego dio su visión sobre la actuación: "Para mi el actor es un mero instrumento, una geisha del autor y del director. Hacé de la mejor manera que puedas y con las herramientas que tengas lo que escribió el autor. Si querés contar algo tuyo, escribilo". En este sentido, al ser consultado por la subjetividad actoral, Menahem fue contundente: "Ser uno mismo es una condena, ¿Para qué voy a intentar ser yo si ya soy yo? Pensemos en el espectador ¿Para que pensar en mi? Mi subjetividad es un ingrediente y el director es el cocinero".

Me siento más libre en el escenario que en la vida en general. Me gusta que en muchas cosas se parece a como me gustaría que fuera la vida. Es muy evidente la necesidad del otro, sin otro no sos nada. Esto es claramente una red". 

Al pensar qué es lo que más le gusta de la actuación, Peto aseguró que lo hace sentir libre: "Me siento más libre en el escenario que en la vida en general. Capaz porque sé cómo termina. También me gusta que en muchas cosas se parece a como me gustaría que fuera la vida. Es muy evidente la necesidad del otro, que sin otro no sos nada. Esto es claramente una red. Cuando veo una obra y noto que un actor se esta salvando solo, deja de interesarme".

Te puede interesar: “Mejoramos mucho la obra original”, contó Peto Menahem sobre “Los Bonobos”

En cuanto al costado profesional, no dudó en decir que "es una profesión de mierda". "Tiene mucho que ver con que se parece más a la vida. Todo es impredecible pero hacemos de cuenta que no. Es realmente muy incierto, y depende de muchas cosas que no dependen de vos, como la vida. Cuando empecé a ser mas conocido le caí bien aun par de viejos grandes actores, y uno me dio un consejo extraordinario: 'Acordate que el trabajo del actor es domar la cabeza cuando no hay trabajo'".