Jueves, 23 de Mayo de 2024 Nubes 11.1 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 11.1 °C nubes
 
Dólar BNA: $930
Dólar Blue: $1275
Cultura & Espectáculos

Alejandro Dolina: "Hay que asumir que demasiado aplauso no va aparejado a demasiada calidad"

Dolina

Ya está en las librerías la nueva obra de Alejandro Dolina, "Notas al pie", que en palabras de su autor es "un libro de cuentos que se transforma en una novela".

"Aparentemente es una colección de cuentos de un escritor ficticio que acaba de morir. Luego el glosador empieza a intervenir con más frecuencia en el libro y esas intervenciones se convierten en una novela. Pasa de ser un libro intervenido a ratos, a ser un libro completamente copado por su glosador", contó.

El "Negro" conversó con Patricio Barton en Radio Con Vos, sobre su nueva y esperada entrega literaria. "La poca gracia que pueden tener mis últimas obras son el plan. En las vicisitudes del plan: cómo cosas que parecían caprichosas no lo eran tanto".

Dolina admitió que en la escritura de este libro debió deshacer mucho del camino andado  y empezar de nuevo. "Es de lo más difícil renunciar porque uno tiende a encariñarse aún con sus peores criaturas. Hay muchos escritores que quieren darle una efectividad a todo lo que escriben y creen que todo es publicable. No permiten que ningún esfuerzo sea vano".

Y reflexionó sobre el rol del humor en su obra. "No solamente son relatos de risa. Ni siquiera mayoritariamente. El humor es como la sal, no puede haber un género humorístico. Hay un ingrediente que se llama humor. Sor Juan Inés de la Cruz decía que se nota su falta y su sobra. A mí me gustaría que no esperaran solamente reírse sino que tuvieran la paciencia de esperar que una flecha en el cielo apareciera cada tanto. Algo que nos haga pasar un momento feliz. El conocimiento, el enterarse de algo que uno no sabía, produce también una felicidad, no tan palpable como la risa, pero valiosa".

No solamente son relatos de risa. Ni siquiera mayoritariamente. El humor es como la sal, no puede haber un género humorístico. Hay un ingrediente que se llama humor. Sor Juan Inés de la Cruz decía que se nota su falta y su sobra".

Dolina cree que caer en gracia es tentador para el artista. "Uno se tienta cuando el público está muy aplaudidor con seguir apretando el acelerador y a veces se ahoga. Como un carburador. Hay que ser cuidadoso y no asumir que el demasiado aplauso va aparejado con demasiada calidad".

Y reflexionó sobre la emergencia de comediantes que se identifican como tal: "Aquellos que se denominan humoristas es como si se dijeran a sí mismos bonitos. Como tener una tarjetita de presentación que diga gracioso o decir "soy una persona que produce la risa de las personas". No sé si eso alcanza para una profesión. Borges era muy gracioso. Alguien que se dedique a hacer todo el tiempo chistes no es una persona que yo elegiría".

Escuchá la entrevista completa acá:

Está pasando