Sábado, 22 de Junio de 2024 Lluvia ligera 16.4 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 16.4 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Columnistas

Misión: evitar la muerte combatiendo el envejecimiento

Por Fermín Cañete Alberdi

Aunque suene a ciencia-ficción, la nueva meta de la humanidad en el siglo XXI, consiste en vencer a la muerte. No estamos hablando de encontrar la cura para algunas enfermedades más y ganarle unos cuantos años, sino de combatir el envejecimiento y vivir con un cuerpo joven todo el tiempo que deseemos.

En lo que va de nuestra historia, a diferencia de lo que la mayoría cree, no hemos logrado que nuestra especie sea ni un poco más longeva. Sí hemos elevado la esperanza de vida, logrando que cada vez sean menos los que mueren de forma prematura, pero no hemos conseguido que lleguen a edades más avanzadas que en el pasado.  Recordemos que Galileo Galilei murió a los setenta y ocho años en 1642 y Platón a los ochenta en el 300 a.c.

Esto está cambiando. Hoy en día, varias organizaciones se han decidido a librar esta batalla. Y, aunque requiere de mucha convicción y grandes sumas de dinero, lograrlo parece solo cuestión de tiempo.

Fundación Matusalén

Esta organización, creada en 2003 por Aubrey de Grey y David Gobel, tiene como misión “hacer de los 90 los nuevos 50, para el 2030”, tal como indica su página web. Una de las iniciativas que plantearon para lograr este objetivo es el premio Ratón Matusalén, que ofrece más de tres millones de dólares a cualquiera que logre prolongar la vida de uno de estos roedores hasta duraciones sin precedentes.

El gerontólogo inglés Aubrey de Grey, conocido por su frase “la primera persona que vivirá mil años, ya nació”, es uno de los pioneros en esto de combatir el envejecimiento. En la actualidad, se encuentra trabajando como presidente y delegado científico principal de la fundación, además de ser redactor en jefe de la revista científica Rejuvenation Research.

En sus últimas conferencias explica que la humanidad ha conseguido duplicar la esperanza de vida encontrando solución a las enfermedades infecciosas, pero no ha hecho casi ningún avance con las degenerativas. Y esto se debe a que nos limitamos a tratar la sintomatología de estas últimas, en lugar de atacar la causa.  Es como si intentásemos resolver una infección usando un analgésico para bajar la fiebre, en lugar de usar un antibiótico para matar a la bacteria que la causa.

La humanidad ha conseguido duplicar la esperanza de vida encontrando solución a las enfermedades infecciosas, pero no ha hecho casi ningún avance con las degenerativas.

De grey investiga una estrategia conocida como senescencia negligible ingenierizada, que consiste en la reparación de tejidos y permitiría rejuvenecer el cuerpo humano periódicamente y prolongar su vida útil de manera infinita. Algo así como el servicio de mantenimiento que le hacemos a los autos.

Cree que ya en 2050, podremos internarnos en una clínica cada cierto tiempo para recibir un tratamiento de renovación que no solo curará enfermedades sino también rejuvenecerá las manos, ojos y cerebro. Con este fin, ha clasificado los mecanismos deletéreos de los tejidos en siete grupos distintos que debemos aprender a modular para ralentizar, detener y hasta revertir el envejecimiento.

California Life Company (Calico)

Calico fue fundada en 2013 con una inversión estimada en 1300 millones de dólares, por el director de ingeniería de Google, Ray Kurzweil. Tiene como misión declarada “resolver la muerte”. No es el único flanco que abarca el gigante ya que Google Ventures, que preside Bill Maris (fundador de Uber) desde 2015, invierte el 36 % de los 2000 millones de dólares de su cartera de valores en empresas de biotecnología. Varias de ellas con el fin de alargar la vida.

Cynthia Kenyon es la actual vicepresidenta de Calico. Esta bióloga molecular ganó reconocimiento por sus trabajos de disección genética realizados sobre el nematodo C. elegans en los que identificó el gen daf-2 que regula el envejecimiento. Con la inactivación de ese solo gen, consiguió duplicar la duración de la vida de estos gusanos.

La modulación del genoma no es el único abordaje en el que trabajan. Sin duda, el envejecimiento es un fenómeno multifactorial. De hecho, especies muy relacionadas genéticamente como las ratas y las ardillas, tienen esperanzas de vida completamente diferentes. Mientras que la mayoría de las especies de ratas viven poco más de un año, las ardillas llegan a vivir hasta diez.

No hace mucho, se descubrió un tiburón en Groenlandia que tiene más de 500 años y una medusa que puede vivir eternamente, siempre y cuando no sea devorada por un depredador. Existen varios animales que viven el doble que nosotros y están hechos de células y tejidos similares a los nuestros.

Uno de los factores a los que apuntan los investigadores son las hormonas: estudios recientes con caballos indican que, si se suprime la acción de algunas de ellas, estos se vuelven más longevos.

Uno de los factores a los que apuntan los investigadores son las hormonas. Estudios recientes con caballos indican que, si se suprime la acción de algunas de ellas, estos se vuelven más longevos. Algo que, por otra parte, va en detrimento del tamaño. Aquellos individuos en los que se eliminaron estas hormonas, crecieron mucho menos y vivieron más tiempo.

Lo positivo es que todas estas estrategias, lejos de ser excluyentes, son complementarias. Por eso en Calico trabajan, por un lado, en todos estos estudios sobre animales y por otro en el diseño de intervenciones para humanos. Algo similar a lo que propone Aubrey de Grey y Fundación Matusalén.

El desafío

Además de que todavía falta entender como aplican estos avances a nuestro organismo, la parte técnica es solo el comienzo. Ambas organizaciones coinciden en que hay muchos nuevos desafíos que vienen por otro lado.

El primero es político y consiste en ponernos de acuerdo en que el envejecimiento es una enfermedad y no un proceso natural. De otra manera, es imposible que un país o autoridad sanitaria valide tratamientos para combatirlo.

Probablemente ayude pensar que, detenerlo, es la forma más eficiente de bajar drásticamente la incidencia de patologías degenerativas como el Cáncer, Alzheimer o la Diabetes. Mientras que, descubrir la cura para todas estas patologías sería mucho más costoso y no extendería nuestra esperanza de vida más que unos pocos años.

La juventud eterna nos convertiría en otra cosa, en post-humanos".

Otro gran desafío será gestionar las consecuencias que esto tenga en la dinámica de nuestra civilización. ¿Cuánto tardaríamos en saturar el poco espacio y recursos que quedan en La Tierra? ¿Cómo alimentaríamos a la creciente población? ¿todos tenemos derecho a la vida eterna o es un privilegio para quienes tengan el dinero?

Morir es una de las cosas que define al Homo Sapiens, a los seres vivos en realidad. Vivimos para reproducirnos, dejar descendencia y perpetuar la especie, sabiendo que un día llegará el final. La juventud eterna nos convertiría en otra cosa, en post-humanos.

Supongamos que De Grey tiene razón y la primera persona que vivirá mil años, ya nació. ¿Se imaginan como sería su cumpleaños mil?