Lunes, 08 de Agosto de 2022 Lluvia ligera 11.6 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 11.6 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $140.49
Dólar Blue: $291.33
Columnistas

Gaming, Twitch y feminismo: los videojuegos también son de las pibas

feminismo videojuegos

Por Feminacida

Cuando tenía ocho años, Coni Luciani arrancó a jugar videojuegos y no paró más. En su casa, veía cómo su hermana mayor y sus papás se fanatizaban con los deportes electrónicos, sumando puntos y pasando de nivel. Apenas pudo entender las letras y símbolos, agarró el joystick y nunca lo dejó.

"A los 11 estaba re vicio con el Gameboy, después jugaba también mucho al Super Nintendo en la casa de una amiga. Los fines de semana iba con mi papá a jugar a los fichines al Sacoa", cuenta a Diario Con Vos. 

Hoy, con 32 años, Luciani es una de las mejores jugadoras de videojuegos del país y se desempeña como streamer con un contrato en Twitch. Hace cinco años que cobra una remuneración por jugar en vivo, pero no es la única. Desde hace tiempo, muchísimas mujeres comenzaron a ser streamers, mostrando su destreza en videojuegos muy complejos y destronando a gamers de otros países. 

La industria del videojuego es, como mínimo, pujante y en constante crecimiento. Según el último informe de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Argentina, la industria del gaming recauda unos U$S 86.716.560 anuales, del cual el 99 por ciento estuvo concentrado en siete empresas.

En total, hay 1916 profesionales en actividad, de los cuales sólo el 13 por ciento son mujeres en relación de dependencia y solo el 6 por ciento tiene cargos directivos o gerenciales. 

La industria del gaming recauda unos U$S 86.716.560 anuales. En total, hay 1916 profesionales en actividad, de los cuales sólo el 13 por ciento son mujeres.

Los e-sports se consolidaron como deporte de competencia profesional y, en ese ámbito, hay diferencias en cuanto a la participación de mujeres y varones. Pero como sucede en otros espacios, las identidades feminizadas empezaron a ocupar lugares donde históricamente fueron invisibilizadas. 

Un relevamiento de la DCG State of the Game in Industry arrojó que en el desarrollo de videojuegos intervienen un 75 por ciento de varones y un 25 por ciento de mujeres. "Hoy estamos todas muy cómodas, es un grupo bastante grande y unido, nada que ver con cuando yo empecé. En ese momento era un ambiente más hostil y venía gente al chat a decirte de todo por ser mujer. Hoy, por suerte, eso pasa menos. En el último tiempo empecé a subir jugadas de algunos juegos en TikTok y cada tanto hay comentarios como ‘qué hace esa mina jugando a esto’. Pero son cada vez menos y el ambiente es más sano", explica Luciani. 

En la búsqueda por conquistar otros ámbitos, las mujeres no sólo están ocupando la arena del juego, sino también del desarrollo de videojuegos: desde el diseño y la diagramación hasta la animación. Así nació Talara, el único videojuego argentino desarrollado sólo por mujeres y ganador del premio del público en la última EVA Digital 2020.

Fue desarrollado por Elina Azcona, Pilar de Mena, Merlina Torales, Cloé Tsiaculias, Florencia Kantis, Débora Theaux, Adriana Urdaneta y Real Niní, y abrió las puertas a toda una generación de desarrolladoras de videojuegos. Está en 3D y relatado en primera persona. En la trama, lxs jugadorxs recorren las rutas de la Patagonia para volver a casa luego de un llamado urgente. 

videojuego talara
Videojuego Talara, el primero creado por mujeres en Argentina

Para hacerlo, tuvieron el acompañamiento de Women in Games, una comunidad de networking de profesionales y aficionadxs de la industria de videojuegos que nuclea a mujeres y disidencias de Argentina y cuya misión es visibilizar, educar y crear oportunidades de acceso para grupos en desventaja. Otros de los organismos que existen en el país y que tienen los mismos objetivos son “Chicas en Tecnología” y “Las de Sistemas”. 

El rol de Women in Games también abarca la organización de espacios de encuentro para intercambiar experiencias sobre el mundo del gaming y el streaming y ofrecer asesoramiento. Para ellxs, es importante hablar de diversidad en este ámbito: “Como producto cultural y medio narrativo, los videojuegos cuentan historias de las que podemos sentirnos parte mientras jugamos. Si los que crean esas historias son siempre los mismos, hay muchas voces que se pierden y muchas historias que no se cuentan. La diversidad implica que muchas personas diferentes se puedan expresar a través de la creación de videojuegos, para que muchas personas que los jueguen puedan después encontrarse representadxs ahi”, indican en su sitio web. 

Otro juego con perspectiva de género es Tampon Run, codificado por Andy Gonzales y Sophie Houser. En este punto, es importante destacar la importancia de una propuesta que refiera a un tema aún tabú como la menstruación.

Las creadoras se conocieron en un campamento cuyo objetivo es reducir la brecha de género en la tecnología. Como trabajo final tenían que desarrollar un videojuego y, pensando ideas, surgió Tampon Run como un chiste, hasta que se dieron cuenta del tabú que implica pedir un tampón. 

El proyecto se difundió con rapidez y recibieron una oferta para desarrollar una aplicación móvil del juego. Tanto la aplicación como la web tienen ya más de 300.000 visitas. 

tampon run
"Tampon Run", un videojuego para que la menstruación deje de ser tabú

Uno de los temas que se habla en los eventos de gaming, además de la brecha de género, es el acceso a la tecnología para poder participar, tanto a nivel profesional como amateur.

“Está el mito de que necesitás una re compu, una re cámara y una iluminación profesional y no es así, los que empezamos lo hicimos con muy poco y vas invirtiendo lentamente en la compu para que corran mejor los juegos. No es necesario arrancar con los mejores equipos ni ser el mejor en un juego, simplemente es importante ser una persona carismática o encontrar un rasgo característico que puedan tener tus streams”, cuenta Luciani. 

La ampliación del gaming hacia las mujeres y disidencias también se puede observar en los distintos equipos femeninos que hay. En Argentina, Carolo Vázquez, creadora de Pibas Jugando al FIFA, es referente y difusora de contenidos LGBTQI+ en el gaming.

“Esto siempre fue terreno de los pibes” fue una de las frases que más se escuchó por parte de muchas gamers en el último evento de Women in Games, que nucleó a las principales jugadoras del país. 

Incluso, hay un círculo de empresas de gaming que tienen sus equipos femeninos: 9z Team tiene un equipo femenino que juega al Counter Strike, Global Offensive. En 2019 llegaron a la final en la Girl Gaming E-Sports de Sao Paulo. Isurus Gaming, por su parte, tiene a su equipo femenino que juega al League of Legends.

No es necesario arrancar con los mejores equipos ni ser el mejor en un juego".

Otro tema que atraviesa las discusiones en torno a la perspectiva de género en este mundo son los personajes de los videojuegos. En un gran avance, se empezaron a dejar de lado los personajes hipersexualizados o creados desde una lupa masculina, para dar lugar a una mayor diversidad en varios juegos; como Talara, donde las creadoras buscaron armar una narrativa distinta a través de todos sus elementos.

La creación de videojuegos involucra un universo muy amplio de diseñadorxs, desarolladorxs, sonidistas e ilustradores que tienen que imaginar una historia con conflictos, sorpresas y desenlaces. Juegos como The Last of Us ponen en escena a mujeres protagonistas que tienen que sobrevivir a un apocalipsis zombie, así como en su momento se pensó el juego de Tomb Raider, con el personaje de Lara Croft, combatiendo de igual a igual con soldados masculinos. Otros, como Dragon Age, Inquisition y OverWatch tienen en sus narrativas personajes LGBTQI+. 

Tanto el armado, como la difusión y el juego en sí, son espacios que dejaron de ser netamente masculinos para involucrar jugadoras que abran puertas a repensar no sólo las narrativas desarrolladas en la pantalla, sino también la participación en los e-sports.