Sábado, 20 de Julio de 2024 Nubes dispersas 10.3 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 10.3 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $963
Dólar Blue: $1445
Cultura & Espectáculos

La sorpresa de Carmen Mola, la "ganadora" del millón de euros del Premio Planeta

La mentira, o el juego, se deschavó en el Premio Planeta, que entrega la editorial de ese nombre. La autora de la exitosa trilogía de policial negro que comienza con "La novia gitana", Carmen Mola, se ganó el prestigioso Premio Planeta con su última obra, "La bestia". Sin embargo, cuando subió a recibir el premio, resultó que la escritora no era una mujer. En realidad, tampoco era un hombre: eran tres.

Se trataba de Jorge DíazAgustín Martínez y Antonio Mercero, los escritores detrás del seudónimo. Antes de esto, se sabía más bien poco sobre la misteriosa "autora". En una entrevista a través de gmail, el trío contó que era una profesora universitaria de madrid con dos hijos. Luego, en otro, se olvidaron de ese dato y dijeron que tenía tres. Sobre las razones detrás del seudónimo, las respuestas eran varias: que no quería ser famosa, ni que su familia lea sus novelas o que "lo importante es la novela, no quién la haya escrito".

Los autores recibibiendo el premio.

Carmen Mola fue llamada la "Elena Ferrante" española, en referencia al seudónimo detrás de varias obras italianas con mucho éxito. El descubrimiento de las 6 manos detrás del nombre dejó múltiples heridos y heridas, y generó una reacción fuerte en algunos círculos feministas españoles. Previamente, los libros de Carmen Mola habían sido incluídos en una lista del Instituto de la Mujer sobre libros y películas feministas. Además, la curiosa situación generó una catarata de memes referidos al trío detrás del nombre. 

Los autores, por su parte, plantearon que "no se escondían detrás de una mujer, sino de un nombre". De esta forma, buscan alejarse de la controversia que se produjo alrededor del descubrimiento. Las pocas imágenes que se "conocían" de Carmen Mola mostraban a una mujer de espaldas, y estaban en blanco y negro. Ahora, el misterio fue develado. Hay que ver si, con el fin del seudónimo, las novelas mantienen su status de bestseller. 

 

Está pasando