Lunes, 15 de Julio de 2024 Cielo claro 6.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Columnistas

Libertarios eran los de antes

Por Diego Rojas

Desde un tiempo a esta parte parece haber sido modificado el carácter de las palabras, pero no sólo se trataría de la suerte de los vocablos, sino que se habría transformado -de modo vil- su significado profundo.

Pongamos la palabra “libertario”. Hoy fue apropiada por Milei y esa gentuza. Sin embargo, libertario es, o era, un sinónimo de anarquista. Es decir, unos militantes revolucionarios contra el Estado y contra el capital.

Digamos lo siguiente: la primera etapa en el país de los revolucionarios fue dominada por los anarquistas, que dirigían la FORA, es decir, la primer central obrera. Los socialistas en la Argentina siempre habían sido reformistas: llamaban a los inmigrantes que llegaban de todos lados a nacionalizar. Su objetivo era votar. Juan B. Justo planteaba que el movimiento obrero debía ir paso a paso, ya que consideraba que debía evolucionar al capitalismo para luego, quién sabe cuándo, avanzar al socialismo. Entonces el sector más dinámico de la clase operaria iba al anarquismo. Lógico. (Luego los Foristas avanzaron hacia el reformismo más horrible, pero ese es otro capítulo de la historia).

Libertario es, o era, un sinónimo de anarquista. Es decir, unos militantes revolucionarios contra el Estado y contra el capital.

Debe ser dicho que la semana trágica fue liderada por los anarquistas y que, antes, cuando llegó la noticia de que en Rusia habían tomado el poder los bolcheviques, en los conventillos y en sus calles aledañas se salió a festejar. Eran, sí, revolucionarios.

Osvaldo Bayer los historizó, porque él mismo se consideraba un libertario. Primero con sus libros sobre la Patagonia Rebelde, que mostraba a los obreros rurales del sur que se rebelaban contra sus patrones. Luego con su libro sobre Severino Di Giovanni, un anarquista individualista que hacía uso del terror. En ambos casos, se trataba de sectores y personas que militaban por transformar la realidad para que la dominación del capital cesara.

Te puede interesar: La danza de la izquierda

¿Qué es Milei? Además de ser un payaso, se trata de un ignorante que trata de jugar con su ignorancia para conquistar a las masas. Es un tipo hiper religioso. Usa una fraseología abstrusa para embellecer sus ideas, que corresponderían a la escuela económica austriaca. Y se hace llamar libertario. Es un impostor.

Si de libertarios se trata, hay que pensar en la revolución. En la FORA. En Facón Grande y sus camaradas en las rebeliones del sur.

¿Milei? Un capitalista alla Cavallo que no merece el nombre “libertario”. Es un propatronal. No mucho más. ¿Diijimos impostor? Ah, de vuelta. Milei es un impostor.