Sábado, 22 de Junio de 2024 Nubes 16.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 16.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Mundo

Un ataque terrorista en Nueva Zelanda dejó seis heridos de arma blanca

La policía neozelandesa disparó y mató a un "extremista violento" luego de que este apuñaló e hirió a al menos seis personas en un supermercado de Auckland, Nueva Zelanda. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Arden, planteó que se trataba de un "ataque terrorista". El responsable fue un ciudadano de Sri Lanka que estaba bajo vigilancia policial desde el 2016 por sus posturas con respecto a ISIS.

La policía local reaccionó velozmente, y el ataque duró apenas un minuto. "Lo que pasó hoy fue horrible, cargado de odio" comentó Arden en una conferencia de prensa. "El responsable -planteó la primera ministra- fue un individuo, no una fe". De los seis heridos, tres se encuentran en condición crítica. El alcalde de Auckland, Phil Goff, declaró: "Los trabajadores de la salud están haciendo todo lo que pueden para salvar sus vidas". Agregó: "Estamos horrorizados por lo que sucedió. Sin embargo, la justicia llegó bastante rápido para el criminal".

El responsable fue un individuo, no una fe".

El ataque ocurrió en un supermercado Countdown, ubicado en la ciudad de Auckland, este viernes. Según oficiales de la policía, el culpable fue seguido desde que salió de su casa esa tarde por un equipo de vigilancia y otro de operaciones tácticas. Si bien existían sospechas sobre el individuo, la policía no esperaba que llevase a cabo un ataque ese viernes. Creían que había salido únicamente para realizar sus comprar.
La policía en el lugar de los hechos.

Sin embargo, al entrar al negocio, el hombre agarró un cuchillo y comenzó a apuñalar gente mientras gritaba "Allahu Akbar". Esto significa "Allah es el más grande", y es una frase común entre las personas de fe islámica.  Rápidamente intervinieron agentes policiales, quienes dispararon y asesinaron al terrorista.

Tenía 32 años, y había sido condenado a un año de prisión por poseer propaganda de ISIS.
El atacante, cuya identidad no se conoce por orden judicial, estaba en Nueva Zelanda desde el 2011. En el 2016 entró en el radar de la policía por sus simpatía con el Estado Islámico. Tenía 32 años, y había sido condenado a un año de prisión por poseer propaganda de ISIS. Además, había sido acusado de planear un ataque terrorista. Sin embargo, el juez que tomó el caso consideró que el hecho de planear un ataque no era un delito bajo las leyes existentes. En su historial de internet había frases como "héroes de Isis", "vestimenta del Estado Islámico" y "ropa y comida en prisiones de Nueva Zelanda"Las autoridades creen que el hombre actuó solo, por lo que no habría más riesgos para la población. 

Está pasando