Martes, 31 de Enero de 2023 Muy nuboso 24.8 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 24.8 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $194
Dólar Blue: $383
Sociedad

Toma en la Villa 21-24: docentes denunciaron que no dejaron salir a los chicos para ir a la escuela

La vida en la Villa 21 24 desde la tragedia que se llevó la vida de una joven de 15 años ha cambiado de manera muy dolorosa. La ultima escena de esa escalada se produjo en las ultimas horas, cuando un grupo de docentes denunció que la policía porteña no les permitía a los niños de un predio tomado salir de allí para ir a la escuela.

Por eso, los docentes decidieron enseñar entre las casillas armadas de apuro. Según Héctor Arrieta, uno de los delegados de la toma, "los últimos días fueron muy duros. No dejaban salir para buscar agua ni para ir al baño". Sin embargo, Arrieta planteó que "las cosas se tranquilizaron, se conformó una mesa de trabajo para buscarle una solución al problema de vivienda de estos vecinos".

Según Arrieta, hubo vecinos que, luego de salir del terreno ocupado, la policía no los dejó volver. Dado el miedo a que esa situación se repita con niños, organizaciones de docentes como Decir es Poder decidieron ingresaron al predio tomado para dar clases a los chicos que se encuentran allí.

Lo denunció la candidata a diputada por la Ciudad de Buenos Aires Myriam Bregman. A través de Twitter, la dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas relató: "Impacta: docentes van a dar clases a los más de 60 niños y niñas que hay en la toma de Barracas. El cerco policial de la Federal y la Policía de la Ciudad no deja salir a la escuela a los chicos. Hay orden de desalojo". Bregman concluyó: "Nación y ciudad mandan policías, se necesitan viviendas".

El contexto: la toma de "tierra amarilla"

El viernes 20 de agosto, la vida del barrio 21-24 se conmocionó cuando el tren de cargas que, cada día, lo atraviesa por la mitad, arrolló a Sofía Luján Caballero, una joven de quince años que se tiro sobre las vías para salvar la vida de su hermanito menor. Eso disparó un fuerte reclamo por parte de los habitantes del barrio para que ese tren no pase más por una zona urbanizada. El conflicto escaló a tal punto que en el gobierno nacional empezaron a analizar la posibilidad de atender la demanda. Pero, al mismo tiempo, el sindicato ferroviario se opuso a que se cerrara el ramal.

Los punteros del PRO fueron los que iniciaron la toma de Tierra Amarrila".

Mientras este tema no se definía, un grupo de vecinos se instaló en tierra amarilla, un predio que pertenece Administradora de Infraestructura de Ferrocarriles (ADIF), un organismo del gobierno nacional. El terreno pasó desocupado 30 años hasta la toma. Algunas personas que viven en el barrio señalan que los inspiradores de la toma son punteros que pertenecen al macrismo. Seina Gómez, referente de la organización Barrios de Pie, declaró en Telam: "Los punteros del PRO fueron los que iniciaron la toma de Tierra Amarrila". Aún así, aclaró: "Cuando se corre la bola que se está tomando terrenos, ante tanta necesidad, obvio que todo el mundo va a donde dicen que hay un pedazo de tierra".

Otras fuentes plantearon que la toma fue apoyada en un principio por dirigentes de la barra brava de Barracas Central, el club desde el cual Claudio "Chiqui" Tapia construyó su poder en el futbol argentino, si bien estos ya se habrían retirado del predio.

Personas cercanas al Ministerio de Desarrollo Humano negaron rotundamente que hayan sido dirigentes conectados al PRO quienes organizaron la toma. Al parecer, quienes organizaron la ocupación no tienen ningún tipo de relación institucional con el gobierno porteño. De la misma manera, explicaron que tampoco pertenecen a las organizaciones sociales con presencia en el barrio, ni son interlocutores comunes del Ministerio.

Si tenés 3 o 4 hijos, y solo te quedan diez mil pesos después del alquiler, no te alcanza para comer".

Cuando el tema comenzó a tener repercusión mediática, tanto los barras como los punteros del macrismo se retiraron. Hoy, las personas que se encuentran en el predio reclaman acceder a un plan Procrear o poder comprar estas tierras. Diversas fuentes ponen entre 60 y 150 familias en el lugar de los hechos. Arrieta explicó que "el predio estuvo abandonado 30 años". Por lo tanto, muchas familias que "tienen un ingreso de 30 lucas y un alquiler que les cuesta 20" decidieron ingresar para pedir por una vivienda digna. "Si tenés 3 o 4 hijos, y solo te quedan diez mil pesos después del alquiler, no te alcanza para comer" planteó Arrieta.

La olla popular la armamos entre todos, nadie cuelga su bandera".

De acuerdo a las declaraciones de Arrieta para Diario Con Vos, "no se tomó el terreno para usurparlo". En cambio, reclaman la entrega de planes Procrear para los vecinos o, en su defecto, la venta del terreno a las personas que hoy lo ocupan. Además, Arrieta planteó que, si bien "hay gente que trabaja con organizaciones", no hay nadie de ningún partido político. "La olla popular la armamos entre todos, nadie cuelga su bandera" declaró.

Las distintas organizaciones del barrio, junto a los curas villeros y el Comité Vecinal, reclaman un "plan de urbanización" para la 21-24 y el barrio Zabaleta. Además, piden que se conforme una mesa de trabajo entre el gobierno nacional y el de la ciudad para resolver el problema habitacional de los vecinos que hoy se encuentran en el predio tomado de forma urgente. Su objetivo principal es evitar un desalojo violento y garantizar la vivienda a los habitantes del barrio.

 

 

Está pasando