Domingo, 21 de Abril de 2024 Lluvia ligera 20.7 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 20.7 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Deportes

Jugar en Primera: la vida de 3 mujeres futbolistas

Hoy se celebra por primera vez el Día de la Futbolista Argentina en homenaje a Elba Selva, exjugadora argentina que convirtió cuatro goles en un triunfo histórico contra Inglaterra durante el Mundial de México de 1971.

El fútbol femenino es una disciplina que no deja de crecer. El torneo local es televisado por primera vez en la historia, con el objetivo de darle más visibilidad.

Johana Masagli (UAI Urquiza), Magalí Natta (Platense) y Martina Dezotti (Boca Juniors) son tres jugadoras que viven en carne propia los altibajos de dedicarse profesionalmente al fútbol. Las futbolistas, que brillan en sus respectivos clubes, coinciden en que el deporte "es todo" en sus vidas.

Un camino que recién comienza

Pese al avance que está experimentando la disciplina, las futbolistas reconocen que "todavía falta" para que puedan jugar en igualdad de condiciones con sus pares masculinos.

"El trato no es el mismo, una con el tiempo se gana el respeto de los demás por lo que demostramos como equipo pero estamos muy lejos que estar a la altura de ellos con respecto a reconocimiento, publicidad, dinero etc.", enfatizó Johana Masagli, jugadora de UAI Urquiza, pero reconoció: "Hoy disfruto todo el avance que tenemos porque las chicas que vienen atrás tendrán un panorama muy distinto al que nos tocó vivir a varias de nosotras".

Las chicas que vienen atrás tendrán un panorama muy distinto al que nos tocó vivir a varias de nosotras". (Johana Masagli, UAI Urquiza)

"Hay tratos distintos pero creo que de a poco vamos mejorando", expresó Magalí Natta. "Sin dudas, falta más pero estamos en el camino correcto", destacó la mediocampista, que enumeró: "la mayoría de los clubes nos abre los estadios, nos dan muchos recursos que antes no teníamos, como la indumentaria con nuestros nombres".

Magalí Natta, jugadora de Platense-

"Hay muchas diferencias porque es un deporte que hoy en día sigue siendo machista en muchos aspectos", apuntó Dezotti, que puntualizó que la diferencia se hacía visible en "espacios, materiales, indumentaria, diferencias económicas y horario de entrenamiento".

Los sacrificios por fuera del campo de juego

"La vida de una jugadora profesional de fútbol es bastante difícil por el hecho de que por el momento no podemos vivir de esto, que es lo que más nos gusta", señaló Natta, que explicó: "la mayoría tiene que salir a trabajar antes o después de entrenar, eso hace que lleguen cansadas al entrenamiento y hay días que rinden distinto por el cansancio".

No podemos vivir de esto, por el momento". (Magalí Natta, de Platense)

"Yo soy de Córdoba y tuve que venir a Buenos Aires y dejar a mi familia para cumplir mis sueños", confesó Masagli, que añadió: "siempre tuve el apoyo de mi familia. Hoy tengo 30 años y hace 12 años que viajo sola a Buenos Aires; en esos 12 años, estuve en la selección sub20, en Huracán 4 años y actualmente en UAI Urquiza".

Johana Masagli, jugadora de UAI Urquiza.

"No siento que sean sacrificios, porque el fútbol me apasiona, pero a veces es duro estar lejos de la gente que quiero", reconoció Dezotti.

Vivir del fútbol: una utopía para las mujeres

A diferencia de lo que sucede con los jugadores del fútbol masculino, a las futbolistas no les alcanza con el sueldo que perciben para dedicarse completamente al deporte.

"Cobro un sueldo profesional desde hace dos años, tuve la posibilidad de firmar contrato con Platense. Tengo 18 años y vivo con mis papás que me ayudan, porque con el contrato que tengo no me alcanza para mantenerme", contó Natta.

Por su parte, Masagli agregó: "No alcanza porque no vivo en un departamento del club y las cosas acá en Buenos Aires son muy caras, así que trabajo en el UAI, en la parte administrativa".

"TTrabajo de personal trainer además de trabajar en el fútbol", relató Dezzoti.

Sus comienzos

"Empecé desde muy chica, y tuve que dejar a los 9 o 10 años porque no me permitían jugar con varones", contó Dezotti, que finalizó recientemente su paso por Boca Juniors.

Tuve que dejar a los 9 o 10 años porque no me permitían jugar con varones", (Martina Dezotti, ex Boca Jrs.)

"Yo empecé a jugar a los 5 años pero en el barrio porque mi hermano me llevaba a la cancha cuando él jugaba y tuve la suerte de que mis viejos siempre me apoyaron -relató Masagli-. Recién a los 16 años entré en Belgrano de Córdoba".

Martina Dezotti, ex jugadora de Boca Juniors

"Arranqué a jugar al futbol a los 4 años en una escuelita mixta en Munro. Yo vivo en Avellaneda y por mi barrio no había. Llegué a Platense a través de una amiga con la que había compartido la escuelita. Me dijo que necesitaban jugadoras, fui a probarme y por suerte quedé", relató Natta.

Sobre la televisación de los partidos

"Que transmitan nuestros partidos va a servir muchísimo para la visibilidad del fútbol femenino. Nos va a ayudar a crecer mucho, es una posibilidad enorme para ser mucho más vistas desde otros lugares que capaz antes no nos veían", expresó Natta.

Te puede interesar: El fútbol femenino llegará a la Televisión Pública

"Nunca pasó como ahora que transmitan todos los partidos: por eso la alegría", puntualizó Masagli. "En Buenos Aires está el torneo más competitivo en toda Argentina y hay muchas chicas que siguen a las jugadoras de acá y que siempre se lamentaron por no poder ver los partidos. Ahora va a ser distinto", explicó la defensora, que agregó: "Muchas somos del interior y tendremos aún más apoyo de nuestra gente que va a poder vernos jugar".

Está pasando