Miércoles, 17 de Julio de 2024 Nubes dispersas 14.9 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 14.9 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $961
Dólar Blue: $1420
Política

La peor semana de Alberto: de la foto de la clandes a la pelea con una vecina

Alberto Fernández

Si gobernar en pandemia ya era complejo, esta semana Alberto Fernández cosechó unos cuantos dolores de cabeza. Desde que explotó el conflicto por los festejos en Olivos el viernes pasado, no dejaron de aparecerle problemas en la vida privada y pública.

Del enojo y pedido de disculpas matizado que tuvo que realizar cuando apareció la foto del cumpleaños de Fabiola Yáñez, pasó a estar nuevamente en el ojo de la tormenta por otra imagen que se difundió el sábado 14 en la presentación del Pre-Viaje: la primera dama miraba a cámara agarrándose la panza. ¿Estrategia para desviar el foco o embarazo? Nadie del oficialismo habló del tema.

Pero la proliferación de críticas y comentarios negativos no terminó allí. El lunes la vicepresidenta Cristina Fernández Kirchner le marcó la cancha al presidente. "Poné orden", le dijo en un acto público. El miércoles, en otro plenario de dirigentes del Frente de Todos en La Plata, repitió los retos.

Esta semana Alberto Fernández cosechó unos cuantos dolores de cabeza. Desde que explotó el conflicto por los festejos en Olivos el viernes pasado, no dejaron de aparecerle problemas en la vida privada y pública.

Mientras hablaba, Fernández intentó abrir una botella para tomar agua y Cristina lo interrumpió: “No tomes de ahí”. El presidente intentó justificarse: “Me la trajeron recién, la abrí yo”. Pero no hubo caso, la vice insistió con que no tomara del pico. “Me reta, me reta, me reta”, bromeó el mandatario.

El broche de esta semana de malas lo tuvo al retirarse del acto en su camioneta. En un intento de simpatizar con los ciudadanos, bajó la ventana para saludarlos pero no tuvo el recibimiento esperado: una mujer mayor le hizo “fuck you”.

Con ironía, o reaccionando por inercia, Alberto le contestó: “Te quiero mucho, cuidate”. Pero esto sólo causó más enojo en la mujer.

Está pasando