Sábado, 22 de Junio de 2024 Nubes 17.5 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 17.5 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Salud

Científicos alertan por las mutaciones de la Delta y otras posibles variantes del virus

Vacunas Coronavirus Anticuerpos

La Organización Mundial de la Salud está muy pendiente de las mutaciones que ha causado la alta propagación del virus Sars Covid 19 para el que creó un sistema de nominación basado en el alfabeto griego.

El foco en este momento está puesto sobre la variante Delta que se formó en la India y que según los últimos estudios, ha demostrado ser capaz de infectar a una mayor proporción de personas vacunadas que sus predecesoras.

Según Shane Crotty, virólogo del Instituto de Inmunología de La Jolla, en San Diego, el “superpoder” de Delta es su transmisibilidad. Los investigadores chinos descubrieron que las personas infectadas con Delta transportan 1.260 veces más virus en sus narices en comparación con la versión original del coronavirus. La Delta, además, se demora menos en causar síntomas: mientras la variante original lo hacía en siete días, la Delta lo puede hacer tres días antes.

Esta variante también está mutando más, con la aparición de informes sobre una variante “Delta Plus”, un sub linaje que lleva una mutación adicional que ha demostrado evadir la protección inmunitaria.

La India incluyó a Delta Plus como variante de preocupación en junio, pero ni los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ni la OMS lo han hecho todavía. Según Outbreak.info, una base de datos de COVID-19 de código abierto, Delta Plus se ha detectado en al menos 32 países.

El retroceso de Lambda

La variante Lambda fue identificada por primera vez en Perú en diciembre y se le bautizó como "variante andina". Pese a la alarma que causó, esta variante podría estar retrocediendo, según precisaron varios expertos en enfermedades infecciosas.

La OMS clasifica a Lambda como una variante de interés, lo que significa que lleva mutaciones sospechosas de causar un cambio en la transmisibilidad o de provocar una enfermedad más grave, pero todavía se está investigando. Los estudios de laboratorio muestran que tiene mutaciones que resisten a los anticuerpos inducidos por las vacunas.

El prestigioso cardiólogo estadounidense Eric Topol, profesor de medicina molecular y director del Scripps Research Translational Institute de La Jolla (California), afirmó que el porcentaje de nuevos casos de Lambda notificados a GISAID, una base de datos que hace un seguimiento de las variantes del SARS-CoV-2, ha ido disminuyendo, lo que indica que la variante está retrocediendo.

La amenaza B.1.621 y otras

La variante B.1.621, que surgió por primera vez en Colombia en enero, donde causó un importante brote, aún no se ha ganado una letra en el alfabeto griego y está en una fase de investigación. Hasta ahora, se han producido 37 casos probables y confirmados en el Reino Unido, según un reciente informe del gobierno, y la variante se ha identificado en varios pacientes de Florida.

El doctor Anthony Fauci, principal asesor médico de la Casa Blanca, advirtió recientemente que “Estados Unidos podría estar en problemas a menos que más ciudadanos se vacunen, ya que un gran grupo de personas sin inmunizarse da al virus más oportunidades de propagarse y mutar en nuevas variantes”.

Los defensores de una mayor distribución internacional de dosis de vacunas por parte de los países ricos afirman que podría ocurrir lo mismo, ya que las variantes surgen sin control entre las poblaciones de las naciones pobres, donde muy pocas personas han sido inoculadas.

Por ello Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, advirtió de que "no podemos y no debemos aceptar que países que ya se han servido de la mayoría de las vacunas utilicen aún más dosis, ya que los países más vulnerables siguen desprotegidos" alertó.

Está pasando