Domingo, 25 de Febrero de 2024 Nubes dispersas 23.3 °C nubes dispersas
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes dispersas 23.3 °C nubes dispersas
 
Dólar BNA: $884
Dólar Blue: $1085
Columnistas

Velocidad, tecnología e igualdad

Por Santiago Martínez Laino

La última semana nos sorprendió con un viaje al espacio: un vuelo lanzado por la empresa Blue Origin con cuatro pasajeros llegó a traspasar la línea de Karman. La nave New Shepard llegó al espacio. El mayor multimillonario y fundador de Amazon, Jeff Bezos, logró un exitoso vuelo tripulado a bordo de su nave.

Junto a Bezos estuvieron su hermano Mark, una persona de 82 años –la pionera de la carrera espacial Wally Funk– y un joven de 18 años, el estudiante Oliver Daemen. En un mismo hito Bezos consiguió por primera vez el record de llevar a la persona de más edad y a la más joven en viajar al espacio.

En un vuelo veloz, en casi 11 minutos, fue hasta el espacio y volvió, pero eso no es lo más veloz que demostró. En 4 minutos logró la mayor distancia de altura de este viaje, y luego comenzó el descenso.

Otros avances de gran velocidad se vivieron en los últimos días: el NICT (National Institute of Information and Communications Technology) de Japón logró transmitir por más de 3.000 kilómetros sobre fibra óptica, con un ancho de banda superior a 319 Terabytes por segundo, lo cual implica superar por un amplio margen el record de 2020, cuando se estableció el máximo en 178 Tbps.

El NICT (National Institute of Information and Communications Technology) de Japón logró transmitir por más de 3.000 kilómetros con un ancho de banda superior a 319 Terabytes por segundo.

Para establecer esta marca han utilizado 4 cores de fibra en lugar de uno, como actualmente. Las señales se han transmitido utilizando una técnica llamada wavelength-division multiplexing (WDM). Con este ancho de banda podría alguien descargarse la Wikipedia completa en menos de un segundo, o 3.900 películas 4K por segundo.

Con el ancho de banda que logró un instituto de Japón alguien podría descargarse la Wikipedia completa en menos de un segundo, o 3.900 películas 4K por segundo.

Pensemos que en Argentina el ancho de banda promedio es de 42,36 Mbps, y solo se alcanza esa velocidad en determinadas ciudades más pobladas. Pensemos que un Terabit por segundo son mil Giga bit por segundo, o un millón de Mega bit por segundo.

Otra noticia de velocidad que se conoció en la última semana fue la inauguración en China de un tren alta velocidad, un tren de levitación magnética que logro la velocidad máxima de 600 kilómetros por hora. Con este tren se podrá realizar la ruta Beijing-Shanghai en aproximadamente 3,5 horas. Este tren levita cuando supera los 100 km/h, lo cual cambiará sustancialmente las comunicaciones y el turismo.

Grandes avances y grandes velocidades. Ahora, volvamos a Jeff Bezos y su proeza. La misma no justifica sus concepciones de inequidad cuando se niega a pagar impuestos, o cuando no reconoce los derechos laborales de quienes trabajan en su empresa concentrada.

Desde que se lanzó en 1998 Amazon fue comiendo, adquiriendo y fusionando como un Pac-Man 103 empresas, según lo determinó el Comité Antimonopolio de la Cámara de Representantes de EE.UU.

Al igual que Facebook, que compró 86 empresas, Apple, que fusionó 119 empresas, o Google, que adquirió 259 empresas. Estas cuatro Big Techs, como se las denomina, lograron grandes avances tecnológicos. Pero han vulnerado reglas claras de derechos laborales, protección de datos personales y prácticas antimonopolio.

En sus declaraciones al salir de la cápsula, Bezos dijo: “Gracias a todos los trabajadores y clientes de Amazon: ¡Ustedes han pagado todo esto!".

Leé Bercovich: “¿Y si Jeff Bezos está elaborando un plan de escape de la Tierra?”

Mezcla de sinceridad y cinismo, sería bueno que haya nuevos avances tecnológicos que posibiliten mejoras en nuestras vidas y nuestras comunicaciones.

El viaje de Bezos fue de un costo sideral, en un mundo pandémico con miles de millones de personas en la pobreza y la indigencia, con una desigualdad creciente que devora la calidad de vida de grandes mayorías de nuestro planeta.

El costo del viaje fue muy inferior a los 350 millones de euros que Amazon deberá pagar por haber violado las normas europeas de privacidad.

No obstante, el costo del viaje es muy inferior a los 350 millones de euros que Amazon deberá pagar por haber violado las normas europeas de privacidad, lo cual no es otra cosa que alrededor de un 2% de los beneficios netos de Amazon en 2020 y un 0,1% de su facturación.

Necesitamos un mundo con mayor avance tecnológico para mejorar las condiciones de vida de millones de personas, pero también con más igualdad y mejoras en la calidad de vida no tan solo para unas pocas y pocos, sino para el conjunto de la humanidad.

Está pasando