Miércoles, 17 de Agosto de 2022 Lluvia ligera 9.6 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 9.6 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $142.41
Dólar Blue: $291
Columnistas

Iron Maiden: La Bestia vuelve a Rugir

Seis años después de su último disco, Iron Maiden vuelve con "The Writing on The Wall", el adelanto de su próxima obra. Un video impactante, un Eddie Samurai y una profecía bíblica: Maiden nunca te va a defraudar.

Año 539 antes de Cristo. En un templo repleto, Baltasar, regente de Babilonia, celebra un gran festín en el que abundan la bebida, la comida y las blasfemias. La peor de todas: los celebrantes brindan con los vasos profanados del Templo de Jerusalén por el Rey Nabucodonosor. En medio del banquete, una mano sin cuerpo escribe un enigmático mensaje en una pared. Alterado, Baltasar pide a sus sabios que descifren lo que allí dice pero ninguno logra saber qué esconde el mensaje. Harto, Baltasar ordena traer a Daniel, un profeta caído en desgracia encerrado en una celda por orden del Rey anterior, Nabucodonosor

El heredero del trono tiene una oferta: si el profeta logra descifrar el acertijo le concederá lo que pida. Daniel estudia las escrituras y entiende que el destino de todos está jugado. Era un mensaje de Dios. La profanación sería castigada, el reino de Babilonia dividido y Baltasar pagaría con su vida. El escrito en la pared se cumple a rajatabla y el regente babilónico cae muerto poco tiempo después.

La historia, contada en la Biblia dentro del libro de Daniel en el Antiguo Testamento, ha recorrido los milenios impregnándose en obras de teatro, pinturas célebres de artistas únicos como Rembrandt, óperas y hasta ha dejado una frase de uso popular en el mundo anglosajón: The Writing on the Wall (escrito en la pared) para advertir que algo inevitable está por suceder y mejor estar alerta.

¿Y qué tiene que ver una de las bandas más grandes de heavy metal de todos los tiempos y una historia bíblica milenaria? Bueno, es que ese vehículo de cultura histórica llamado Iron Maiden abrió la boca después de seis años de silencio. Y cuando Maiden abre la boca, pasan cosas.

Los últimos diez días los fanáticos del grupo se lanzaron a la cacería de una serie de señales que fueron apareciendo en internet. Como profetas modernos fueron descifrando los mensajes, los guiños y las imágenes que el grupo iba soltando no sólo en sus redes sino a través de cuentas inventadas en Twitter, usuarios que curiosamente se encontraban con afiches pegados en enclaves propicios y remeras que se dejaban ver en entrevistas. El leit motiv siempre era el mismo: un Templo, el Belshazzar´s Feast o el Festín de Baltasar y la sigla TWOWT (por The Writing on The Wall). La fecha señalada era el 15 de Julio.

Todo indicaba un disco nuevo después de seis años. Desde hace por lo menos tres álbumes que se especula con cuál será el último del célebre grupo inglés cuyos miembros orillan los 60 años y que a lo largo de toda su carrera ha escrito y cantado sobre eventos históricos de toda índole, libros, películas y hasta poemas de la literatura inglesa clásica. El jueves, el misterio quedó resuelto. A través de su canal en YouTube la banda estrenó un corto animado (llamarlo clip sería bajarle el precio) con su nueva canción titualda The Writing on The Wall. 

El concepto de la historia, a cargo del cantante Bruce Dicikinson, revitaliza la vieja narración bíblica y la acomoda en un presente distópico donde reina el caos, la decadencia y la destrucción. Vagando por el desierto figuras globales otrora comandantes de imperios caídos en desgracia marchan hacia un templo, el mismo que había aparecido en las pistas iniciales antes mencionada. Así, desfilan un pseudo Trump a bordo del Cadillac en el que asesinaron a Kennedy (con las banderas norteamericanas colgando al revés en señal de que algo no está bien); detrás camina un astronauta junto a tres caballeros ingleses sin cara, con bombín y calzones con la bandera inglesa al descubierto en plan lacayos de turno, más allá dragones chinos con misiles en su boca tirados por esclavos. Un tren de vagabundos deambulando por el desierto añorando los días dorados de sus imperios caídos rodeados por los 4 jinetes del apocalipsis montados en Harley Davidson. 

Si bien el concepto del video fue puesto en la mesa por Dickinson, la animación corrió por cuenta de dos pesos pesados como Mark Andrews y Andrew Gordon, ex Pixar que trabajaron en mega proyectos como Ratatouille, Los Increíbles, Monsters Inc. entre otros y que además… son fan de Iron Maiden. Armaron un grupo de trabajo con el estudio de animación londinense Blinink, en donde el director Nicos Livesey (otro fan de la banda) terminó de aunar las más de 60 personas de distintas partes del mundo que colaborando en el video. 

“Tenía muy claro el concepto que quería para acompañar la canción” – explicó Dickinson en un comunicado de prensa – “y al toque me di cuenta que todos los involucrados estábamos en la misma sintonía. Estoy muy orgulloso del resultado, pienso que es una mini película y desde un comienzo supe que iba a funcionar porque al ver los storyboards iniciales vi que mis ideas habían cobrado vida. ¡Y encima está hecho por fans de Maiden!”

Además de los señalamientos políticos, el corto está repleto de referencias a la historia de la banda (más de 20 entre obvios y no tanto) y a la cultura popular y del cine de terror y ciencia ficción. Por supuesto la estrella es Eddie la mascota de la banda que hace más de 40 años decora todos los discos y merchandising del grupo en metamorfósis de toda índole. Los cuatro jinetes son cada uno un Eddie que representa no sólo una desgracia en ciernes sino una era del grupo y en su batalla final, ya convertido en un Eddie Samurai, pelea contra una especie de Morlock, aquellas criaturas azuladas y de pelo albino que aparecían en La Máquina del Tiempo de H.G Wells.

No alcanza con verlo una vez para captar tantas referencias y easter eggs desperdigados por ahí, lo cual hará aumentar las visualizaciones en YouTube. Linda estrategia. Musicalmente, hace rato que Iron Maiden se apega a una fórmula que le ha funcionado desde el regreso de Dickinson y el guitarrista Adrian Smith (el otro compositor del tema) a la banda en el año 2000. Temas largos, de laberínticos recorridos rítmicos y estribillos épicos con un estadio en mente. The Writing on The Wall no es la excepción. Está la base demoledora y el estribillo ganchero pero también surge algún elemento fresco y llamativo como las guitarras acústicas y sureñas del comienzo de la canción. Otro indicio de hacia a dónde apuntan los palos que revolea el video en el comienzo. 

No hay fecha aún para el disco entero ni mayor información sobre una futura gira vacunación global mediante. Utilizando viejas estrategias de marketing adaptadas al vértigo de las redes, un video impactante y la música que siempre los mantiene vigentes, Iron Maiden ha vuelto a hablar. La profecía desde hace rato estaba escrita en la pared: Iron Maiden nunca te va a defraudar.

* Conductor de Hagan Correr La Voz por undinamo.com