Viernes, 12 de Agosto de 2022 Cielo claro 15.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 15.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $141.5
Dólar Blue: $295
Tecnología

La revolución será acelerada: cómo los audios veloces de WhatsApp nos cambian la vida

Por Martina Tortonesi

Hace un mes WhatsApp, la aplicación favorita de mensajería de los argentinos, incluyó una nueva función milagrosa: permite acelerar los audios. Ahora los mensajes de voz interminables del grupo de amigos o de algún familiar al que le encanta divagar pueden reproducirse hasta al doble de su velocidad original.

Esa configuración de velocidad se aplica para el audio que escuchamos y los siguientes, lo que significa que si ya se sabe que algún contacto ama explayarse con mensajes de varios minutos se puede marcar el "x2" para escucharlo siempre al doble de velocidad.

Hay quienes consideran esta herramienta un antes y un después en la manera de comunicarse por celular. Diario Con Vos recolectó opiniones y experiencias sobre los cambios que generó esta función en la vida –muchas veces acelerada– de los usuarios.

El economista y periodista Alejandro Bercovich reiteró en varias oportunidades durante su programa Pasaron Cosas, en Radio Con Vos, que la posibilidad de cambiar la velocidad de los mensajes de voz hizo que mejore la relación con su mamá.

"Mi mamá es de mandarme muchos audios. Parte de nuestra conversación cotidiana es a través de larguísimos audios que me manda, la mayoría de las veces, cuando estoy al aire en la radio porque decide ignorar olímpicamente mi trabajo", explicó Bercovich.

"La posibilidad del audio acelerado mejoró mucho nuestra relación porque llego a escuchar los audios completos en las tandas, entonces me quedo tranquilo de que no le pasó nada grave. También combato mi propia ansiedad y mi impaciencia cuando decide extenderse sobre alguna anécdota infantil mía de los 5 años o algún recuerdo de cómo nos peleábamos con mis hermanos. Todas cosas muy amorosas, que valoro muchísimo pero capaz no quiero todos los días, mientras estoy al aire sobre todo", agregó.

El presentador y humorista Guillermo "Fierita" Catalano también incorporó esta innovación en sus chats: "Me ayudó mucho esa función. El default ahora es escucharlos en "x1.5". Si es alguien que aprecio mucho, se baja a x1. Si es un plomo directo, va a x2".

Mi default es x1,5. Si es alguien que aprecio mucho, se baja a x1. Si es un plomo, va directo a x2" (Guillermo "Fierita" Catalano).

Como muchos que lo aclaran en su "estado", Fierita prefiere recibir textos. Una manera de evitar que le lleguen mensajes de voz muy extensos es atajarse con un "estoy editando, no puedo escuchar audio acá, escribime porfa".

Algo similar le pasa a la humorista Connie Ballarini: ya no escucha las voces en velocidad normal. El problema es que después "es un embole cuando te encontrás con alguien personalmente". De hecho, Ballarini remarcó que algunos audios ni siquiera los escucha. Para probarlo, envió una captura de su grupo de WhatsApp con sus compañeras de elenco "Las Chicas de la Culpa" Fernanda Metilli, Malena Guinzburg y Natalia Carulias.

Connie insistió en que no es personal y que ama a sus compañeras: "Al menos no las escucho en ´x2´ como a mi familia, que a veces no entiendo nada de lo que dicen". También acostumbra a mandar los audios desde el baño, por lo que suelen escucharse los ruidos del inodoro.

A la línea de los abandonadores de audios se sumó Migue Granados, el humorista y músico con programa en ESPN, exconductor de Últimos Cartuchos: "Estoy muy feliz con esta opción, pero aún así siento que todo sigue alimentando a que la ansiedad sea cada vez más voraz. Y como no me sacia la ansiedad, tampoco los escucho enteros".

Todo sigue alimentando a que la ansiedad sea cada vez más voraz". (Migue Granados)

Por otro lado, la periodista y locutora Yamila Segovia se declaró fanática de la opción: asegura que le encanta escuchar a sus amigos y a ella misma con la voz fina y acelerada.

"Antes, los audios largos eran un garronazo. Cuando te aparecía un mensaje de WhatsApp con un audio de dos o tres minutos, había que tomar coraje o buscar un momento donde lo podés dejar reproduciendo mientras hacés otra cosa", aseguró.

"Antes uno veía el 'grabando audio...' y era un bajón. Encima, de repente dejaba de grabar y volvía a grabar y uno sabía que era porque se había equivocado o no era la idea: estaba eliminando el mensaje y volviendo a mandar uno largo que no llegaba más. Eso antes me ponía nerviosa, ahora no", continuó la periodista.

"Mi forma de acelerarlos antes era ir ´picándolos´. Si el audio duraba tres minutos escuchaba uno, adelantaba, interpretaba lo que decía y respondía en consecuencia -indicó Yamila-. Ahora estoy fascinada, escucho todos los audios y me gusta mandar audios largos y que los escuchen en velocidad".

El otro lado de la grieta

Allí se encuentra el humorista Nahuel Prado, que no solo no usa esta función sino que se niega rotundamente a enviar mensajes de voz: "En principio, no acelero los audios. Me resulta más raro escuchar la voz de un amigo o conocido apretujada ¿para ahorrar cuánto? ¿2 segundos? ¿10?", se preguntó.

"No me molesta recibir audios, la verdad. Los escucho y me pongo a hacer cosas: lavarme los dientes, hacerme un mate o incluso contestarlos mientras los escucho. Pero lo que no hago es mandar audios yo", continuó.

"Salvo –agregó– que esté caminando por la calle. Y no me gusta mi voz. Por eso, hago lo mismo que mi mamá: cuando mando un audio, después lo escucho para ver cómo suena. Así que... ¿por qué querría ahorrar tiempo acelerando audios, cuando me tomo el doble de tiempo al mandar uno yo?", finalizó.