Viernes, 19 de Julio de 2024 Cielo claro 14.0 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 14.0 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $964
Dólar Blue: $1430
Columnistas

La Copa América más accidentada de la historia

Copa América

Por Federico Yañez

Mañana comienza la Copa América más accidentada de la historia, en un continente con el mayor índice de contagios por Covid-19, con un clima hostil en lo sanitario, político y social, con futbolistas que amagaron con bajarse del torneo y una Conmebol señalada por querer seguir a costa de todo. Argentina busca romper una sequía de 28 años y Brasil, ratificar lo bien que le hace ser local

Hace 20 años Colombia organizó la que era hasta ahora la Copa América más politizada de la historia. La Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, todavía estaban activas y amenazaban la viabilidad del torneo. El 25 de junio secuestraron a Hernán Mejía, vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, y lo liberaron dos días más tarde. Ante eso Conmebol suspendió el torneo, pero el 30 de junio, cinco días después y ante la insistencia del gobierno de Andrés Pastrana, habilitaron la continuidad del campeonato. 

Colombia, ganador de la Copa América 2001 en su país.

Canadá, uno de los invitados junto a México, canceló su viaje a Colombia y luego se plegó Argentina. Julio Grondona manifestó públicamente que fue para “preservar la seguridad de la delegación nacional”. Esa baja no fue bien tomada, aunque se desconocía que el seleccionado había recibido amenazas en la embajada en Bogotá. Colombia ganó su primera y única Copa América, no clasificó a Corea y Japón 2002, donde el equipo de Marcelo Bielsa fue eliminado en primera ronda. Hasta hace un mes iban a ser la primera organización conjunta, pero el coronavirus y la tensión social lo mudó a Brasil, donde hay más Covid-19 y no está exento de problemas. 

Brasil ganó la última en 2019 con Jair Bolsonaro levantando el trofeo junto a los jugadores. Hoy la popularidad del presidente no es la misma y los futbolistas prefirieron no pegarse al mandatario que peor manejó la pandemia en Sudamérica

Esta va a ser la quinta vez que sea sede y la estadística es lapidaria: de sus nueve títulos, cinco fueron cuando fue anfitrión, la primera vez en 1919 cuando todavía se llamaba Campeonato Sudamericano y la última en 2019 con Jair Bolsonaro levantando el trofeo junto a los jugadores. La popularidad del presidente no es la misma que hace dos años y los futbolistas esta vez prefirieron no pegarse al mandatario que peor manejó la pandemia en Sudamérica, que tiene el tercer registro mundial de casos y el segundo peor ratio de muertos por millón de habitantes en el continente, detrás de Perú y encima de Argentina. 

Bolsonaro festeja el título en Brasil 2019.

El Partido Socialista Brasilero y la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos hicieron una presentación ante el Supremo Tribunal Federal para impedir que se haga, pero el jueves los magistrados avalaron el torneo. Ese mismo día Bolsonaro anunció que ordenó al ministro de Salud Marcelo Queiroga una normativa para que el uso de tapaboca y barbijos no sea más obligatorio para los vacunados y los contagiados recuperados.  Sorprende porque Brasil tiene solo el 11% de su población vacunada con ambas dosis y registra un promedio semanal de casi 60.000 contagios y 1.800 muertos. El rechazo popular es masivo y se multiplica en una frase: “No queremos la Copa, queremos vacunas. Fuera Bolsonaro”. 

El otro tema que calentó la interna del plantel es Rogerio Caboclo, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, a quien enfrentaron por no haberlos consultado para recibir el torneo. Además, Caboclo fue suspendido un mes por el Comité de Ética de la CBF por una denuncia por acoso sexual y moral por parte de una empleada. Los medios locales además sostienen que tenía pensado correr al entrenador Tité por su aval a los futbolistas y poner en su lugar a Renato Gaúcho, ex DT de Gremio, más afín al pensamiento de Bolsonaro. Su vicepresidente, el general (R) Hamilton Mourao, lo cruzó a Tité cuando dijo que “si no quiere jugar la Copa América se puede ir porque el Cuaibá (equipo recién ascendido) está precisando un técnico”. 

Tras el partido con Paraguay en Asunción los jugadores comunicaron que no estaban de acuerdo con que se haga el torneo en su país, “pero nunca le diremos que no a la selección”. Una solución muy “Corea de Centro” para marcar posición, pero sin abandonar un campeonato que los tiene como claros favoritos. Fueron el seleccionado que mejor capitalizó la doble fecha de Eliminatorias, los únicos que ganaron los dos partidos y le sacaron seis puntos al segundo, Argentina, que antes de jugar estaba solo dos abajo. 

Argentina perdió por penales la final de la Copa 2019 con Chile.

El equipo de Lionel Scaloni llega con dos empates contra Chile y Colombia que evidenciaron endebleces abajo, más allá del debut auspicioso de Cristian Romero, un mediocampo de buen pie pero vulnerable y una delantera laboriosa pero poco efectiva. Argentina hizo goles en todos los partidos, pero solo anotó nueve tantos en seis juegos. Va a necesitar más de Lautaro Martinez, Sergio Agüero, Angel Di María y, obviamente, de Lionel Messi, que tiene dos goles en Eliminatorias y de penal. Para el capitán será su sexta Copa América de la que fue subcampeón tres veces, en 2007, derrota 3-0 con Brasil en Venezuela y las dos finales por penales contra Chile en 2015 y 2016, donde falló el primero de le definición. 

Argentina es el segundo equipo más ganador en la historia del torneo con 14, uno menos que Uruguay, pero atraviesa su segunda peor racha de efectividad con 28 años sin ganarla, sequía que se extiende a todos los torneos de mayores. Las medallas doradas en Juegos Olímpicos fueron con equipos Sub 23 reforzados con tres mayores. El de 2004 con Carlos Tevez a la cabeza fue el más contundente, pero el de 2008 acumulaba mayor cantidad de talento por metro cuadrado con Messi, Agüero, Di María, Ezequiel Lavezzi, Fernando Gago y el capitán Juan Román Riquelme.

La última vez que Argentina levantó el trofeo fue en Ecuador en 1993 con dos goles de Gabriel Batistuta contra México, diez días después de que el 10 del Barcelona cumpliera seis años. 

En dieciséis años de seleccionado mayor, Messi tuvo nueve entrenadores, con Alejandro Sabella como su punto más alto.

En dieciséis años de seleccionado mayor, Messi tuvo nueve entrenadores, con Alejandro Sabella como su punto más alto y con varios que no estuvieron a la altura del cargo y el volumen de jugadores. El capitán siempre fue un motor para llegar a las finales donde nunca pudo hacer la diferencia. Brasil puede ser la anteúltima estación de una carrera que asoma en Qatar, si clasifican, como una eventual despedida. Lionel Scaloni sorprendió con la lista y la gestión de los errores de sus jugadores. Lucas Ocampos y Juan Foyth fueron titulares con Chile, el defensor entró contra Colombia, pero quedaron afuera de los 28. Foyth parece pagar por sus errores en los goles de Alexis Sanchez y Miguel Borja, mientras que lo del ex River no pareciera tener chivo expiatorio.

La copa que no fue: iba a ser organizada en conjunto por la Argentina y Colombia.

Chile llega con la base del bicampeonato, un recambio de menor calidad, pero la experiencia de encenderse con el torneo. Uruguay, con el mejor mediocampo del continente, un Luis Suárez rejuvenecido, pero muchas dudas en su funcionamiento. Colombia, con la eterna promesa de ser protagonistas y las ausencias no exentas de polémicas de James Rodriguez, Juan Fernando Quintero y Sebastián Villa, a quien Reinaldo Rueda no convocó por la denuncia por violencia de género que tiene en la Argentina. Ecuador y Paraguay tienen plantel como para complicar, aunque difícilmente para ganar el título, mientras que Venezuela, Bolivia y Perú llegan con un rol más bien complementario.

Desde mañana y hasta el 11 de julio la Copa América además coexistirá con la Eurocopa que genera una mayor expectativa, por la cantidad y calidad de equipos y porque pareciera que la brecha entre ambos continentes se agranda. Los últimos cuatro mundiales fueron ganados por europeos y solo un sudamericano, Argentina en 2014, llegó a la final. Mientras tanto Messi buscará, una vez más, ganar un título con el seleccionado mayor. Antes que sea tarde. 

Está pasando
Política
Tras una denuncia federal, el Gobierno auditará a más de un millón de usuarios de pensiones por invalidez tras sospechas de irregularidades.
Política
El Gobierno salió a aclarar que los comentarios de Villarruel fueron "desafortunados". La vicepresidenta tildó a Francia de país colonialista.