Jueves, 20 de Junio de 2024 Cielo claro 12.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 12.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Cultura & Espectáculos

El insólito funeral de Bernardo Neustadt, el referente de la televisión que murió el Día del Periodista

Bernardo Neustadt Día del Periodista

La televisión argentina tuvo durante el siglo XX su apogeo. Uno de los referentes de los programas de política durante esa época fue Bernardo Neustadt. El primer hombre que dio a conocer su opinión en materia de coyuntura y darle su mirada única a su programa "Tiempo Nuevo".

Este fue el ciclo que lo impulsó profesionalmente y lo convirtió en una de las más respetadas voces de la pantalla chica. Durante su estreno, en 1966, no sabía el éxito que le esperaba. Más de tres décadas al aire para Neustadt, en las que utilizó y popularizó términos como "Doña Rosa", un arquetipo del ama de casa argentina.

Además, "lo dejamos ahí", "terminé" y "duermo cuatro horas", son frases que quedarán para siempre en el inconsciente colectivo. Su muerte, a los 83 años en su casa de Martínez, tuvo lugar ni más ni menos que el 7 de junio de 2008: el Día del Periodista.

Bernardo Neustadt Mariano Grondona
Bernardo Neustadt y Mariano Grondona en Tiempo Nuevo.

Durante su larga trayectoria entrevisto a las figuras más destacadas del país. Desde Raúl Alfonsín -en el retorno a la democracia- hasta Carlos Saúl Menem, fueron interpelados por Neustadt. Diego Maradona, Domingo Cavallo, Julio Grondona, son algunas de las figuras que se sentaron junto al conductor.

En sus últimos años recibió todo tipo de galardones. En 1998, fundó FM Milenium, señal radial que fue distinguida con el premio Martín Fierro, un premio Santa Clara de Asís y, en el 2000, fue premiado con dos medallas por "Mensaje ecológico" y "Mejor mensaje religioso" en el Festival de Radio Internacional de Nueva York.

El inolvidable último adiós de Neustadt

Tiempo Nuevo contaba con una particular cortina. Se trataba de "Fuga y misterio", música de Astor Piazzolla. Ambos tenían una gran amistad. Inclusive, hay registros de ellos almorzando en la mesa de Mirtha Legrand.

Es por eso que el día del entierro de Neustadt, en un insólito episodio, comenzaron a tararear la melodía de la canción que identificó siempre a su programa.