Jueves, 20 de Junio de 2024 Muy nuboso 13.8 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 13.8 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Columnistas

La Copa América en Argentina y Colombia, cada vez más complicada

Copa América

 Por Federico Yañez

Los casos positivos de Covid-19, las vacunas que llegaron desde China a Montevideo, el maltrato policial a Independiente en Brasil y la situación social en Colombia configuraron unos días intensos para Conmebol que, a menos de 40 días de la Copa América, ve como el escenario empieza a complicarse.

Desde hace más de diez días Colombia vive un levantamiento social producto de una reforma tributaria que el gobierno tuvo que retirar por la presión que se vive en las calles. El saldo es de al menos 24 muertos, más de 800 heridos, 400 heridos y casi 100 desapariciones. Los organismos de derechos humanos denuncian que esos números son mayores a los que se conocen públicamente, mientras el gobierno de Iván Duque trata a los manifestantes de terroristas.

En ese contexto, recién el martes Conmebol decidió que Argentinos Juniors, River y Lanús no viajaran a Colombia para sus partidos contra Atlético Nacional, Independiente Santa Fé y La Equidad que se jugaban en Asunción. El granate y el millonario debían jugar en Bogotá, pero como no puede haber espectáculos nocturnos, se mudó primero a Armenia, aunque el secretario de seguridad local no podía garantizar las medidas. El bicho, Argentinos iba a jugar en Pereira y no en Medellín porque el estadio de Atlético está en reformas para la Copa América. El único partido que sí se mantuvo en el país fue el de Junior y Fluminense que se jugó en Barranquilla, que también recibirá el torneo continental.

“Sería absurdo que no se hiciera una Copa si se está haciendo una Eurocopa y, sobre todo, cuando las cifras epidemiológicas en varios países son similares o inclusive en algunos lugares peores que las que se han visto en países América Latina”, dijo Iván Duque

Las dudas en torno a la viabilidad de que el torneo se pueda hacer en Colombia empiezan a sonar. Sobre todo porque tres de la ciudades sede, Bogota, Medellín y Cali, fueron foco de las peores represiones policiales en medio de las protestas más masivas. El torneo está divido en dos zonas, una en Argentina y otra en Colombia. Comienza el 13 de junio en Buenos Aires y debería terminar el 10 de julio en Barraquilla. El presidente Iván Duque habló esta semana y descartó una suspensión. “Sería absurdo que no se hiciera una Copa si se está haciendo una Eurocopa y, sobre todo, cuando las cifras epidemiológicas en varios países son similares o inclusive en algunos lugares peores que las que se han visto en países América Latina”, dijo el mandatario.

Es el cuarto año seguido que, por un factor externo, un torneo se ve comprometido. Algo que empezó con la mudanza a Madrid de la final de vuelta de la Libertadores en 2018 luego del ataque de los hinchas de River al micro de Boca y siguió en 2019 con el canje de Lima por Santiago por las masivas protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera. La edición 2020 de la Libertadores se definió este año por la pandemia, solo con 5000 personas en el Maracaná.

El Palmeiras campeón de la última Libertadores

Tras el FIFA Gate de 2015, la dirigencia sudamericana quedó en el foco por la corrupción. De los 13 miembros que formaban parte del Comité Ejecutivo en 2013 cuando se aceptaron los sobornos por parte de las empresas Traffic, Torneos y Full Play, once de ellos terminaron presos o son investigados por la justicia de Estados Unidos. Julio Grondona murió un año antes de las detenciones y solo uno no fue acusado, el uruguayo Sebastián Bauzá, actual secretario de deportes de su país.

¿Qué se cocinó en ese asado?

Bauzá acompañó al presidente Luis Lacalle Pou al asado que se hizo el miércoles 28 de abril en el Complejo Celeste (el predio de Ezeiza de ellos). Al evento asistieron también las autoridades de la Asociación Uruguaya y de la  Conmebol a quien el secretario acompañó al aeropuerto de Carrasco a recibir las 50.000 vacunas de Sinovac que donó un laboratorio privado para la Copa América y los equipos de Primera División del continente. Lacalle fue cuestionado, puesto que había pedido a sus compatriotas que redujeran las reuniones sociales, puntualmente los asados.

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, y su par de River, Rodolfo D´Onofrio.

Sin embargo lo más cuestionable es que haya sido el nexo con el laboratorio Sinovac para la donación de las CoronaVac para futbolistas, todas personas jóvenes, en buen estado atlético. Solo para que puedan seguir los campeonatos, cuando su país vive un crecimiento de casos que se multiplicó por siete desde el inicio del año. El jueves comenzaron a inocular a los hombres que juegan el campeonato uruguayo que debía empezar este fin de semana y fue postergado una semana por la situación epidemiológica. El gobierno brasilero ya avisó que las dosis que ingresen a su país para los y las futbolistas serán utilizadas para vacunar a personas de riesgo en su lugar. Goainense que visitó a Libertad en Asunción por Copa Sudamericana aprovechó y vacunó a su plantel, lo mismo que los tres equipos colombianos que hicieron de local en Paraguay contra River, Argentinos Juniors y Lanús, que desistieron de hacerlo puesto que esa vacuna no está aprobada en Argentina.

Sin embargo lo más cuestionable es que haya sido el nexo con el laboratorio Sinovac para la donación de las CoronaVac para futbolistas, todas personas jóvenes, en buen estado atlético. Solo para que puedan seguir los campeonatos.

Además se suma la información que empezaron a difundir medios uruguayos que sostienen que en ese asado se habría accedido al pedido presidencial para que el estadio Centenario sea la sede de la final de la Copa Libertadores de este año. Lo singular es que la AUF había postulado ese escenario pero para el año que viene. Diario con Vos habló con una fuente de Conmebol que relativizó esta información, pero no la descartó: “Es una posibilidad lo de la final en Montevideo, sobre todo porque sería una ciudad que garantiza salud en octubre como ninguna otra en Sudamérica sobre todo para el público”.

Diario con Vos habló con una fuente de Conmebol: “Es una posibilidad lo de la final de la Libertadores en Montevideo, sobre todo porque sería una ciudad que garantiza salud en octubre como ninguna otra en Sudamérica”.

Los próximos días serán importantes para ver la evolución de los contagios en el continente -que en las últimas semanas afectaron a varios planteles argentinos, como Defensa, Independiente o Boca- y sobre todo el conflicto en Colombia que podría reconfigurar un torneo que se debería haber hecho el año pasado. Mientras tanto los intentos que se hacen son para que la pelota, parafraseado a los Ratones Paranoicos, siga girando.

Está pasando