Viernes, 24 de Mayo de 2024 Cielo claro 9.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 9.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $931
Dólar Blue: $1280
Sociedad

Gastronómicos advirtieron que, “si no hay ayudas, para muchos estas medidas son un certificado de defunción”

Gastronómicos

Por Alejandro Tellería

A partir de las medidas implementadas por el Gobierno para frenar los contagios de Covid, gran parte de los gastronómicos alertaron por una posible pérdida de puestos de trabajo y cierre de muchísimos emprendimientos.

Ayer por la noche, el presidente Alberto Fernández anunció un nuevo endurecimiento de la circulación, aún más del que había determinado hace una semana cuando determinó que los locales gastronómicos debían cerrar a las 0 horas en el área metropolitana de Buenos Aires.

cerveceríaLa presidenta de la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas de la República Argentina (APPYCE), Lorena Fernández, sostuvo que el 70% de la facturación que realizan las pizzerías y casas de empanadas se da en el turno vespertino, por lo que “aquellos comercios que estaban a punto de bajar sus persianas lo harán sin duda”.

Según la nueva normativa, el sector gastronómico podrá tener comensales en sus establecimientos hasta las 20 horas, para luego trabajar solamente con la modalidad delivery. Desde la entidad subrayan que “el contagio no está en la actividad formal y controlada sino en las fiestas clandestinas como se ha observado hasta el momento”.

“Una vez más apelamos a las autoridades a comprometer urgentes medidas económicas y fiscales que apalanquen y apunten al sostenimiento de las empresas del sector y sus trabajadores”, mencionó Fernández.

Asimismo, Marcelo Roggio, socio fundador de la cadena de cervecerías Peñón del Águila hizo hincapié en que, si no hay un respaldo económico a los gastronómicos, estas medidas van a significar “un certificado de defunción” para una parte del sector.

“Es un golpe muy duro para la gastronomía. Muchos comercios ya estaban con las últimas reservas y no podrán aguantar. Es una cantidad enorme de puestos de trabajo que está en juego y dependerá de dónde se apliquen las medidas, con qué fuerza y con qué acompañamiento, que hasta ahora no se ha mencionado nada”, agregó Roggio para Diario Con Vos.

En tanto, Martín Boan, dueño del icónico bar de San Telmo Bierlife, mencionó también para este medio que “ningún negocio resiste un cierre total”. “Una restricción a las 20 horas es lo mismo que cerrar”, agregó.

“Para quien pudo, el verano sirvió para acomodar un poco la estantería, pero no se recuperó lo perdido en la primera mitad del 2020”

Por otro lado, el empresario gastronómico alertó que el sector sabe que “esto va para largo” y que no son medidas que tengan una duración de un par de semanas.

A través de un comunicado, el reciente presidente de la Asociación Hoteles Restaurantes Confiterías y Cafés (AHRCC), Daniel Prieto, sentenció que “la actualidad del sector es desesperante. Cada nueva restricción es otro golpe y cada vez más duro a nuestra actividad”.

“Muchos gastronómicos y hoteleros ya cayeron al abismo y muchos otros están al borde y van a caer con estos anuncios realizados hoy por el Presidente de la Nación”, añadió Prieto.

En esa sintonía, el titular de la asociación señaló que para “subsistir” es necesario “poder trabajar y estar abiertos el mayor tiempo posible”, pero advirtió que “sin su ayuda, nos vamos a caer todos”.

“Generamos divisas y representamos una parte importante del producto bruto interno. Somos parte de la identidad de nuestro país y de la historia de vida de los argentinos”, remarcó en el comunicado, al destacar que la gastronomía es “uno de los generadores de trabajo más grandes de la Argentina” y que es “el principal empleador en jóvenes de menos de 24 años”.

Está pasando