Jueves, 06 de Octubre de 2022 Cielo claro 21.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 21.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $156
Dólar Blue: $277
Opinión

Tenembaum, sobre la llegada segunda ola: "Están tomando medidas muy moderadas frente a la tragedia que se avecina"

Fernández, Kicillof y Larreta

"Hubo momentos terribles de violencia en Argentina, pero quizás este sea uno de los más importantes de la historia de nuestro país. Hace algunos meses me da la impresión de que se requiere un actitud más ofensiva pero el gobierno está un poco confuso", disparó Ernesto Tenembaum esta mañana.

"Estamos viviendo un crecimiento exponencial, muy rápido y vertiginoso. La presión sobre las unidades de terapia intensiva está creciendo. Estamos en una especie de cornisa, al borde del precipicio y de que Argentina sufra otra vez una situación de extrema urgencia", diagnosticó en ¿Y ahora, quién podrá ayudarnos?

Con la llegada de la segunda ola, tanto el gobierno nacional como provincial anunciaron pequeñas modificaciones para ralentizar los contagios, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires se encuentran analizando la situación. "Cerrar las fronteras es una medida insuficiente. También decidieron que la administración pública trabaje a distancia, que reduce un poco la circulación en la calle, pero poco —continuó el periodista—. En restaurantes, en canchas de futbol, la situación es tremenda. Vamos a un colapso tremendo y las autoridades están tomando medidas muy moderadas frente a la tragedia que se avecina".

Tenembaum arriesgó que esto se debe a la especulación sobre la posible reacción de la sociedad. "Hay cuestiones electorales en el medio, y hay una campaña de sectores mediáticos muy poderosos que generaron una resistencia", opinó en Radio Con Vos. Además, criticó la falta de restricciones para el turismo en Semana Santa: "Estamos en un momento mucho más grave que el 20 de marzo del año pasado. No parece muy lógico".

"La dinámica del consenso político se rompió. Por un lado, un sector del Frente de Todos no quería una relación armónica con Larreta, y el presidente finalmente aceptó esa presión. Y después, sectores duros de Juntos por el Cambio arrinconaron a Larreta para que no hable con Alberto. Al romperse eso, es difícil que el diálogo sea creíble", concluyó.