Miércoles, 28 de Febrero de 2024 Cielo claro 24.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 24.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $885
Dólar Blue: $1070
Política

De Narváez contra Moyano: dictaron la conciliación obligatoria

El conflicto viene desde noviembre del año pasado. En ese momento, el empresario y político Francisco de Narváez, quien le supo suministrar su primera derrota al kirchnerismo allá por el 2009, adquirió Walmart Argentina.

Frente al cambio de dueños, el sindicato de Camioneros le exigió a la empresa el despido de todos los empleados de su Centro de Distribución, el pago de las indemnizaciones, y el recontrato de todos ellos manteniendo la antigüedad. Según dice la firma en una solicitada que salió hoy, esto no está contemplado en ningún marco legal vigente.

La empresa se negó a cumplir con las demandas.

La empresa se negó a cumplir con las demandas. Así que, según la solicitada, los trabajadores comenzaron a utilizar "medidas de fuerza encubiertas". La compañía habla de trabajo a reglamento y otras medidas al comienzo de la jornada.

El sindicato argumenta que al cambiar los dueños deben cambiar los contratos, y que por eso es necesario despedir e indemnizar a los trabajadores.

El sindicato argumenta que al cambiar los dueños deben cambiar los contratos, y que por esto es necesario echar e indemnizar a los trabajadores. Según la compañía, las medidas de fuerza "derivaron en una caída del 75% en la distribución de alimentos básicos y en un desabastecimiento de productos esenciales a más de 1.000.000 de familias en todo el país". 

Hoy, el conflicto llegó a su aparente cénit. Al mismo tiempo que se distribuía la solicitada de la empresa, el sindicato que dirige Pablo Moyano iniciaba un bloqueo al centro de distribución de Walmart. Frente a la escalada del conflicto, el ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria durante15 días hábiles. Esto obliga al sindicato y la empresa a sentarse a negociar. Según la compañía, el sindicato se negaba a conversar, y respondía a cualquier intento de diálogo con medidas de fuerza.

Está pasando