Lunes, 04 de Marzo de 2024 Cielo claro 24.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 24.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $888
Dólar Blue: $1015
Salud

La segunda persona en curarse de HIV en el mundo fue descubierta en la Argentina

La paciente, conocida únicamente como "La paciente de Esperanza" por la localidad de la que proviene, se enteró que tenía HIV en el 2013. La persona que la contagió, su exnovio, falleció a causa de la enfermedad. Un grupo de investigadores de Harvard presentaron el caso en una reunión internacional de expertos en HIV el 10 de marzo.

La única otra persona que se curó así de la enfermedad es Loreen Willenberg, de 67 años. Su caso fue descubierto en la ciudad de San Francisco en agosto del año pasado. La médica Natalia Laufer, la doctora de "La paciente de Esperanza", dijo: "Encontrar a una paciente con esta habilidad natural para una cura funcional del virus es muy bueno, pero encontrar dos es mucho más significativo". Agregó: "Significa que hay más gente así. Es un importante salto hacia adelante en el mundo de la investigación para la cura del HIV. Luego del diagnóstico de la paciente, nos sorprendimos muchísimo con sus resultados".

si alguna vez se suspende o interrumpe el tratamiento, el virus resurge y destruye el sistema inmunológico.

Al día de hoy, el tratamiento del HIV consiste en la toma constante de medicamentos antirretrovirales, que logran detener el avance del virus. El problema es que, si alguna vez se suspende o interrumpe el tratamiento, el virus resurge y destruye el sistema inmunológico.

Sin embargo en algunos pacientes, como "La paciente de Esperanza", el virus se aloja en sectores inactivos del ADN, y se queda allí. Estos espacios se conoce como desiertos genéticos. El sistema inmune de estos pacientes elimina a las pequeñas partes del virus que escapan de esas secciones inactivas del ADN.

Según la profesora Xu Yu, una experta en HIV, el descubrimiento de la mujer argentina y la comprensión de cómo este tipo de pacientes enfrentan al virus "abren la puerta a una potencial cura".

Esto representa una nueva esperanza para las 38 millones de personas que viven con HIV en todo el mundo.

 

 

Está pasando