Domingo, 26 de Mayo de 2024 Cielo claro 8.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 8.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $932
Dólar Blue: $1220
Géneros

La justicia francesa no considera que el sexo con una niña de 13 años sea una violación

El tribunal superior de Francia rechazó una oferta para presentar cargos de violación contra un grupo de bomberos acusados ​​de violar repetidamente a una niña de 13 años. Las manifestaciones en contra de la justicia marcan el inicio de un segundo movimiento #MeToo para apoyar a las niñas.

"Julie" tenía 13 años cuando tuvo una convulsión en la escuela. Para atenderla, se llamó a un joven bombero que la llevó a un hospital. Allí consiguió su número de teléfono y lo compartió con sus colegas, quienes comenzaron a contactarla. La victima asegura que desde ese entonces vivió agresiones sexuales y violación en manada por parte de 20 bomberos.

"Esta es una niña que fue violada repetidamente por 20 adultos que se suponía que debían estar allí para salvarla", dijo la madre de "Julie", Corinne Leriche. Tres de los bomberos admitieron haber tenido relaciones sexuales con Julie, pero dijeron que fue de forma consensuada. Los otros 17 no han sido acusados.

La familia presentó cargos en el 2010 y el 17 de marzo de este año la justicia dictaminó que estos hombres sean acusados ​​de agresión sexual, lo que conlleva una sentencia más leve. La victima planea impugnar esta decisión y llevar el caso al Tribunal de Derechos Humanos de Europa.

Esta sentencia considera que "tenía el discernimiento necesario" para rechazar los avances de los hombres, y argumenta que los investigadores no lograron establecer que todos los hombres sabían que Julie era menor de edad.

Según la ley francesa, el sexo con un menor de 15 años se considera ilegal solo si no es consensuado. Dada la dificultad de probar que un menor fue sometido a coacción por la fuerza o la violencia, solo alrededor del 1 por ciento de estos casos resultan en condenas.

Ahora diversos grupos de manifestantes en Francia exigen que se instituyan leyes más estrictas sobre la edad de consentimiento. De hecho, el gobierno del presidente Emmanuel Macron ha expresado su apoyo al cambio.