Jueves, 06 de Octubre de 2022 Algo de nubes 20.0 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 20.0 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $156
Dólar Blue: $277
Mundo

España pone a prueba la jornada laboral de 4 días

En 1928, el economista John Maynard Keynes dio un discurso titulado "Las posibilidades económicas para nuestros nietos". Ahí, Keynes describe cómo se imaginaba que sería el mundo dentro de 100 años, es decir, más o menos ahora mismo.

El texto tiene muchas frases inteligentes e ideas lúcidas, pero el momento álgido es cuando Keynes dice: "Turnos de tres horas o semanas laborales de quince horas podrían resolver el problema durante un buen tiempo. ¡Y tres horas al día deberían ser suficientes para satisfacer al viejo Adán en la mayoría de nosotros!". Según el autor de la Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero. Para Keynes, el gran problema de la humanidad llegado el 2030 no iba a ser evitar que la gente pase hambre, o combatir el analfabetismo, sino distribuir las horas de trabajo para que nadie se sienta inútil. Para eso, se imaginaba jornadas laborales de tres horas.

¡Tres horas al día deberían ser suficientes!", profetizó Keynes para el 2028.

Hoy resulta obvio que el economista británico tenía esperanzas exageradas para nuestra generación. La mayoría de nosotros sigue trabajando ocho horas o más. No sólo eso, sino que el hambre y la pobreza siguen siendo problemas para la gran mayoría de los países.

El proyecto español

Aún así, hay algunos pasos lentos que se dan hacia la utopía del ídolo de Emanuel Álvarez Agis. España está por iniciar un proyecto piloto que apunta a acortar la semana laboral a cuatro días, sin modificar la cantidad de horas trabajadas cada día ni reducir el sueldo.

El proyecto es una propuesta de Más País, partido en que se encuentra Iñigo Errejón, el exdirigente de Podemos. El gobierno de coalición del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Podemos decidió tomarlo. 

La idea de Más País es invertir 50 millones de euros durante tres años para cubrirles los costos a las empresas que acepten adecuar su trabajo a una semana de cuatro días. El primer año se cubriría el 100%, el segundo el 50%, y el tercero el 33%.

Héctor Tejero, de Más País, habló con Mejor País del Mundo sobre el tema: "El plan piloto va a incluir a alrededor de 200 empresas. Algunas van a reducir un día a su semana laboral y otras van a quitarle dos horas a cada día, llegando a las 32 horas semanales".

El dirigente le declaró a Radio Con Vos que los objetivos de la iniciativa son varios: "Creemos que va a venir bien para enfrentar el cambio climático, mejorar la situación de las familias y aumentar la productividad de las empresas".

Los que se oponen y los que apoyan la iniciativa

El gobierno, sin embargo, aún está discutiendo los detalles, y no se sabe cuales serán las condiciones en que el proyecto llegará a la realidad. Pese a eso, ya tiene opositores. Ricardo Mur, dirigente de la Confederación de Empresarios de Aragón, dijo que una semana laboral de cuatro días "supondría un coste mayor para las empresas y una pérdida de competitividad, con lo que en lugar de generar empleo se perdería". Además, dijo: "Es imposible reducir la jornada laboral manteniendo los salarios. ¿Cómo esperan que una empresa pague los mismos salarios y encima tenga que contratar a otros para cubrir las horas?".

En cambio, dirigentes sindicales españoles han expresado su apoyo e interés por el proyecto. Manuel Pina, dirigente de las Confederación Sindical de Comisiones Obreras, dijo: "El debate sobre reducción de jornada es interesante, pero hay que centrarlo bien".

No es la primera vez que el país europeo actúa como pionero en la lucha por reducir la jornada laboral. En 1919, a partir de una serie de despidos por parte de la empresa "Riegos y Fuerzas del Ebro", se desató una huelga que duró 44 días y culminó con la sanción de las 8 horas laborales, la primera ley nacional que imponía esta normativa.

Hace unos años, la española Software Delsol redujo la semana laboral de cinco a cuatro días, lo cual aumentó la productividad y la felicidad de los trabajadores.

En años más recientes, la empresa española Software Delsol cambió la semana laboral de cinco a cuatro días. Según la propia empresa, esto aumentó la productividad y felicidad de los trabajadores. Este es precisamente el modelo que el proyecto de Más País intenta reproducir.

Hay más experiencias históricas que experimentaron con reducir las horas laborales. Kellog's, la empresa de cereales, impulsó en los años ´30 una jornada laboral de seis horas. Esto implicaría la misma reducción de horas trabajadas por semana que la quita de un día laborable. Si bien los resultados del experimento fueron exitosos, con una importante reducción de accidentes en la fábrica y trabajadores más felices y eficientes, la empresa decidió darlo por terminado en los 40, cuando cambió la gestión de esta.

Tejero, el dirigente de Más País, dijo que "la prueba podría empezar en el otoño europeo", alrededor de septiembre. Capaz el chileno Neruda tendría algo que decir sobre estaciones, flores y esperanzas. Pero qué lindo sería que brotase el sueño de Keynes mientras allá se acortan los días.