Miércoles, 07 de Diciembre de 2022 Cielo claro 29.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 29.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $177
Dólar Blue: $315
Géneros

Los consejos sexuales de Mercedes Morán: el debate en La Inmensa Minoría

A raíz de la polémica por el tweet de Mercedes Morán sobre los estereotipos y el machismo en las relaciones sexuales, José María Muscari propuso el debate al aire en La Inmensa Minoría.

"Que no te diga 'mamita' ni 'cosita' ni 'putita' mientras tienen sexo. Y ante una 'palmadita en la cola': ¡una patada en los huevos!", planteó la actriz en sus redes, llamando a la reflexión al lugar que ocupa la mujer durante la intimidad.

"¿De qué está hablando? ¿De fantasía y práctica acordada? ¿De realidad o de acto? ¿A una mujer empoderada no le pueden gustar ciertas cosas?", se preguntó Muscari.

Verónica Castañares defendió a Morán de las críticas. "El feminismo no nos viene a adoctrinar o a decirnos lo que está bien y mal. Me parece que es su opinión y si ella lo puede poner en práctica en su vida y la reconforta, está bien. Si me pedís una opinión a mí, también me suena raro cuando hablan de 'lo consensuado'", opinó.

"Yo creo que en la fantasía está todo permitido. Gran parte del sexo tiene que ver con los juegos de roles, y no siempre tiene que ver con lo que sucede en la vida o con lo que está bien y mal. En el sexo está todo bien en la medida que vos lo acuerdes con el otro", planteó Muscari. "Me parece fundamental no condenar al sexo como pura realidad, porque es fantasía, y eso incluye entrar, acordar, jugar, convertirse en todo lo que uno no haría en la vida real".

En el mismo sentido, Federico Yañez apeló a la necesidad de explicitar el consentimiento, pero también reflexionó sobre ciertas lógicas machistas que suelen repetirse en las relaciones heterosexuales: "Cuando hay un juego preestablecido, cada uno fija las condiciones que quiere. También entiendo que generalmente el varón es el que va corriendo los límites todo lo que puede y se tira lances que muchas veces pueden resultar desagradables para la mujer. A mí a veces me pusieron frenos y otras me permitieron seguir. Puedo entender que en el afán de no cortar la intimidad la mujer quizás no marca el límite, con lo cual me parecen válidas las dos cosas".

Irina Hauser, por su parte, subrayó la importancia de cuestionarnos sobre estos puntos, más allá de los dichos puntuales de Morán. "Está bueno para hacerse preguntas, no sé si para ahondar en lo que dijo ella. El punto es que estamos partiendo de un supuesto base de que todas las relaciones son simétricas, y ahí hay un problema de origen porque no lo son", profundizó.

Lo bueno de autointerpelarse sobre una cuestión así es pensar si las prácticas que llevamos a la sexualidad pueden tener que ver con eso o no.

Según comentaron en la mesa del programa, por el momento la actriz prefirió no ahondar en el tema, del cual se hicieron eco los feminismos. Por lo pronto, todos estuvieron de acuerdo con que es positivo que se empiece a hablar de estas cosas. "Activó el avispero dentro de las mujeres", destacó Muscari, que adjudicó estos problemas al legado patriarcal en relación a la pornografía. "La gran parte de los hombres, entre los que me incluyo, fantaseamos en relación a una pornografía creada bajo el sesgo del machismo".

"Creo que si es consensuado, es parte del juego erótico. Lo importante es que no hagas nada ni dejes que te hagan algo que no deseás. pero me parece valioso lo que hizo Mercedes", concluyó Reynaldo Sietecase. "Lo que está bueno es empezar a romper el hecho de que el deseo que se impone suele ser el del hombre".

Está pasando