Jueves, 23 de Mayo de 2024 Nubes 11.1 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 11.1 °C nubes
 
Dólar BNA: $930
Dólar Blue: $1275
Economía

¿Por qué los alimentos suben más que la inflación?

CABA

La inflación de los últimos meses vino con un fuerte aumento en los precios de los alimentos y, en consecuencia, de la Canasta Básica. Este fenómeno tiene diversas explicaciones y el Gobierno aún no encuentra una solución.

El Poder Ejecutivo asegura que el Programa Precios Máximos no caducará en tanto no se recupere el valor del salario real y baje la inflación. Entre el 25 de febrero y el 5 de marzo, el ministro de Desarrollo, Matías Kulfas, mantuvo diversas reuniones con el sector alimenticio. Allí le exigió a las empresas que se comprometan a alinear expectativas de subas a la pauta marcada en el Presupuesto del 2021, de 29% anual.

“La reunión de ayer con la cadena de la alimentación fue positiva, en el sentido que avanzamos en poder poner sobre la mesa los problemas que estamos visualizando, que algunos tienen que ver con problemas internos y otros con temas internacionales vinculados a la pandemia”, explicó Kulfas a FM La Patriada. También señaló que "algunos no encuentran justificativo razonable, y queremos ponerlo sobre la mesa para trabajar sobre eso”.

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas tuvieron una inflación del 4,8%, principalmente por las subas en las carnes y derivados, frutas, aceites, grasas y manteca, según el Indec.

Como suele ocurrir en otros rubros, el precio del dólar impacta en el valor de los alimentos, tanto en aquellos que son importados, como algunas frutas y verduras, como en aquellos que cuentan en su cadena de valor con componentes dolarizados.

También se necesita tener en cuanta el costo de los insumos, motivo por el cual el Gobierno pone el foco en compañías de fertilizantes, agroquímicos, cartón, vidrio, hojalata y todo lo que represente envases como Bayer, Syngenta o Tetra Pack.

Las empresas proveedoras de envases fueron muy demandadas por los productores.

Por otro lado, las empresas alimenticias apuntan a los impuestos. Exigen que haya una revisión de la carga fiscal de los productos, especialmente el IVA, al que consideran un tributo regresivo. Desde la Coordinadora de Productores de la Alimentación (Copal) aseguran que más del 41% del valor de un alimento corresponde a impuestos, con un pico del 47% para las bebidas.

En el caso del IVA, se tributa de manera diferente según el tipo de alimento. Algunos tributan una alícuota reducida del IVA, de 10,5%, como frutas, verduras, pan y carne; y otros tienen el porcentaje general de 21%, como las galletas, mermeladas, chocolate y las latas de arvejas.

De acuerdo a estudios de la Copal, para el primer grupo de alimentos el costo impositivo incluido en el precio al consumidor final se ubica en el 38,4%, mientras que para los productos que pagan el IVA general, el costo impositivo llega al 44%. Es decir que cada $100 que se gastan en alimentos, entre $38 y $44 corresponden a impuestos, dependiendo del producto.

Más negociaciones entre Nación y el sector privado

En esta mesa de alimentos convocada por el Gobierno estuvieron presentes Claudio Moroni (ministro de Trabajo), Fernando Morra (secretario de Política Económica, del ministerio de Economía) y Luis Basterra (Agricultura). También se encontraron allí Mercedes Marcó del Pont (AFIP) y Paula Español, secretaria de Comercio Interior.

Entre las empresas convocadas se encontraron AGD, Molinos Ríos de la Plata, Nestlé, Unilever, Ledesma, Danone, Granja Tres Arroyos, el consorcio de exportadores de carnes ABC y Mondelez, entre otras. Los gremios también asistieron.

Está pasando